Skip to main content

Noticia

Motor

Los taxis de Madrid adoptan las mismas reglas de juego que los VTC: precios cerrados y viajes compartidos

Los taxis de Madrid adoptan las mismas reglas de juego que los VTC

El jueves pasado la Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Madrid aprobó el borrador de la nueva Ordenanza del Taxi. Un documento en el que se establecen las nuevas pautas para este servicio de transporte de pasajeros que adoptará unas normas de juego semejantes a las de los vehículos VTC: precios cerrados y viajes compartidos, entre otras novedades.

Las ciudades de España donde más caro resulta coger un taxi

Si todo va según lo previsto, la citada ordenanza entrará en vigor dentro de tres meses. Ahora se ha abierto un plazo de un mes para presentar alegaciones antes de que sea elevada al pleno. Son varias las novedades, pero los focos se han centrado en dos.

Los taxis de Madrid adoptan las mismas reglas de juego que los VTC

Precio cerrado y viajes compartidos

La primera de ellas es el precio cerrado para aquellos desplazamientos que tengan origen o destinos en las zonas de bajas emisiones, es decir, Madrid Central y Plaza Elíptica. El usuario podrá, sólo a través de la aplicación, contratar el servicio de un taxi con un precio fijo igual que se puede hacer con Cabify y Uber. Además, el conductor podrá aplicar descuentos extra.

La segunda es la posibilidad de compartir viaje: se permitirán paradas intermedias en el trayecto para permitir la subida y la bajada de otros viajeros que hayan contratado esta modalidad. En estos casos, la cifra a pagar no podrá ser superior a la cantidad que hubiera resultado del cálculo del precio cerrado ni inferior al resultante del cobro por taxímetro.

Los taxis de Madrid adoptan las mismas reglas de juego que los VTC

Licencia por puntos y código de vestimenta

A estas novedades hay que añadir algunas otras como la adaptación a los sistemas digitales: dentro de dos años todos los taxis estarán obligados a admitir el pago sin contacto. Por otro lado, se establece una serie de criterios a la hora de vestir que todos los conductores tendrán que cumplir.

Especialmente relevante es la licencia por puntos que estrenarán los taxistas. Funcionará como el carnet de conducir y cada infracción hará que el saldo vaya disminuyendo: recoger viajeros fuera de la parada oficial, incumplir el descanso… Contarán con un total de ocho puntos y si los pierden todos, le suspenderá la licencia y le inmovilizarán el vehículo por un periodo que oscilará entre los tres y los doce meses. Cumplida la sanción, recuperará su saldo.

Por último, los coches que presten este tipo de servicio tendrán que lucir en el parabrisas las pegatinas de la DGT Cero o Eco y los taxistas podrán reducir la oferta cuando se produzca una caída de la demanda. No obstante, serán los técnicos municipales los encargados de establecer cuándo se produce esta situación.

Etiquetas:

taxi Madrid

Y además