Noticia

Los tanques más alucinantes del Ejército alemán

Tanques alemanes
Redacción Auto Bild

La columna vertebral de los tanques del Ejército alemán es el Leopard 2, al que se integró en 1979. El motivo es que, sobre su plataforma, se han basado otros vehículos especiales posteriores. Estos son los tanques más alucinantes el Ejército alemán.

Pero volvamos al modelo que nos ocupa. la actual versión es el A7V, capaz de pasar por cualquier terreno con un cañón de 120 mm a bordo. Puede pasar por barrizales de hasta tres metros de profundidad y subirse a cantos de más de 1,1 metros. La altura respecto al suelo de esta bestia de 60 toneladas es de 50 cm (el Mercedes Clase G tiene 22). Y si hablamos de cruzar ríos o hasta lagos, puede vadear 2,25 metros. Lleva un 12 cilindros diésel con 46,7 litros de cilindrada y unos 1.500 CV. Alcanza los 72 km/h según cifras oficiales, pero si preguntas a quienes lo han pilotado, te dirán que es bastante más.

Ahora está en fase de desarrollo el MBT, sustituto del Leopard 2. Otro tanque basado en este modelo es el Bergepanzel. Lleva su chasis y el mismo motor de 1.500 CV. No va armado, sino que se usa como vehículo de rescate, también de otros vehículos del ejército averiados. Monta una grúa capaz de girarse 270 grados, y de elevar hasta 30 toneladas. Su cabrestrante puede tirar de hasta 105. Pesa 55 toneladas, y es capaz de alcanzar los 68 km/h.

También se basa en el Leopard 2 el Kodiak 3, que según diversas fuentes, está siento testado justo ahora por el ejército alemán. Estará desarrollado por la empresa Rheinmetall y estará concebido para sortear obstáculos y misiones realizar recorridos peligrosos.

El antecesor del Leopard 2, el Leopard 1, tuvo también una buena carrera. Fue, en 1965, el primer tanque desarrollado tras la Segunda Guerra Mundial. Llevaba un 10 cilindros con 830 CV, alcanzaba los 70 km/h, contaba con una autonomía de 625 kilómetro y la capaz de realizar profundos vadeos y sortear obstáculos difíciles. Sirvió en el ejército alemán hasta principios del 2000, pero aún sigue en activo en algunos países. Pero sobre su base también se han evolucionado otros modelos que siguen prestando servicio a día de hoy. Como el 2A1 Dachs, de 1989. Pesa 43 toneladas, rinde 830 CV y alcanza los 65 km/h. Lo más impresionante: el brazo de su excavadora, que puede carga con hasta 7,8 toneladas de peso.

Tanques alemanes

Pero destaca especialmente el Biber, basado también en el Leopard 1, cuya función era tender puentes, en activo desde 1973. Este vehículo especial de 45 toneladas porta una plataforma de nada menos que 22 metros, que en menos de ocho minutos puede estar disponible para que otros vehículos la franqueen. Puede soportar más de 60 toneladas. El Leguan es el modelo más reciente del ejército alemán. El tanque de 72 toneladas se basa en el Leopard 2, y como el Bieber puede excavar hasta 26 metros y cargar con hasta 80 toneladas. A lo largo de este año, el ejército adquirirá siete ejemplares.

El Bergepanzer 2 es otro clásico, basado en el Leopard 1. Está en activo desde 1966, rinde 830 CV y su función es garantizar la movilidad de las tropas. Los Wiesel 1 y Wiesel 2, por su parte, se estrenaron en 1990, y su función es el transporte. Son pequeños y ligeros, y el 2, más pesado, llega a las 4,8 toneladas. Mide solo 4,8 metros, por eso es muy manejable. Puede subir pendientes de hasta aun 60% y alcanzar un 30% de inclinación lateral. El 2 lleva un motor de Volkswagen, el 1,9 litros TDI de 110 CV. Y alcanza una velocidad considerable, gracias a su construcción ligera.

El BV 206D está destinado a recoger paracaidistas, y el BV 206S transporta a equipos médicos. Llevan un motor de 177 CV, alcanza los 52 km/h en tierra y 4,7 km/h por agua y es capaz de recorrer 300 kilómetros.

Lecturas recomendadas