Noticia

Coches clásicos

A subasta una colección de coches clásicos a pedales

Subasta colección coches a pedales
Aarón Pérez

El próximo 21 de marzo saldrá a subasta una colección de coches clásicos a pedales increíble compuesta por más de 140 vehículos de Jaguar Land Rover Classics.

De 'el juguete preferido de un niño' a 'objetos altamente coleccionables por fanáticos del automovilismo'. Esta colección de coches clásicos a pedales que saldrá a subasta el próximo 21 de marzo es parte de la Colección Jaguar Land Rover Classics y está compuesta por más de 140 vehículos que buscarán comprador en unos días en un evento organizado por Bicester Heritage, donde salen a la venta sin reserva.

No te pierdas: Arabia Saudí subasta ¡923 vehículos! de un multimillonario moroso

Ya en la primavera de este año, una colección compuesta por más de 140 coches a pedales únicos y muy raros saldrán a subasta. La colección, que pertenece a Jaguar Land Rover, está compuesta desde Bentley clásicos hasta modernos BMW, incluyendo coches de carreras, motocicletas y aviones. Brightwells, el socio de Bicester Heritage, será el encargado de gestionar la subasta, donde además habrá más de 100 coches únicos y con bajo kilometraje.

Vídeo: Los mejores coches eléctricos para niños:

Una colección extensa para fanáticos de los coches a pedales

Si bien es cierto que no es raro encontrar algún coche a pedales en las subastas de coches de vez en cuando, lo que si es poco común es encontrar una colección de tal magnitud que se va a vender en un mismo evento. Reflejando la historia del automóvil en sí, los coches a pedales que se subastarán abarcan prácticamente cada década de los últimos 130 años y van desde clásicos con todo lujo de detalles a coches de carreras de preguerra hechos de metal.

A principios del siglo XX, los coches a pedales estaban muy extendidos, especialmente en el corazón de la industria del automóvil en América, Gran Bretaña, Italia y Francia. Aunque estaban ostensiblemente dirigidos a niños, la mayoría de estos coches a pedales estaban tan bien hechos que replicaban a sus hermanos de tamaño real con carrocerías de acero esmaltado, capó y maletero practicables, intermitentes y faros, asientos de cuero y pedales ajustables. Algunos incluso tenían pequeños motores eléctricos.

Esto ha provocado que muchos hayan sido conservados en su forma original y que se haya creado una pequeña industria alrededor de este tipo de vehículos. “Los coches a pedales son parte de nuestra historia automovilística y social, la subasta sin reserva representa una oportunidad única en la vida para captar algunas rarezas fascinantes”, declara Dan Geoghegan, Director General de Bicester Heritage, en el comunicado.
 

Imagen de perfil de Aarón Pérez

Redactor

Apasionado de los coches desde que tengo memoria