Noticia

A subasta un Aston Martin DBS olvidado durante décadas

Ignacio de Haro

05/04/2016 - 11:53

Silverstone Auctions próximamente subastará un Aston Martin DBS de 1968 que ha estado olvidado durante décadas. Y es que esta unidad fue guardada en un cobertizo por su segundo propietario en 1986 y desde entonces, ha permanecido en ese mismo lugar hasta que recientemente ha sido descubierta. Como te podrás imaginar, su estado de conservación es pésimo, pero eso no impide que esperen obtener pujas de entre 63.000 y 76.000 euros.

No te pierdas: El último Ferrari 275 GTS/4 NART Spider, a subasta

¿Te imaginas localizar un coche que ha estado guardado en un cobertizo durante años y que además, no se trate de un vehículo cualquiera, que sea un modelo de una de las marcas más exclusivas del mundo? Pues eso es lo que ha sucedido con el Aston Martin DBS olvidado durante décadas que sale a subasta, un ejemplar que ha estado aparcado durante los últimos 30 años en el garaje de su segundo propietario. Será ofrecido al mejor postor el próximo 20 de mayo y se estima que su precio final podría llegar hasta el equivalente de 76.000 euros (sin incluir comisiones).

Este Aston Martin DBS es un ‘barn find’ en toda regla, pues fue apartado de las carreteras en 1986 y desde ese momento, no se ha movido ni un centímetro de su lugar de reposo. Hasta ahora, que ha sido despertado para buscar un nuevo propietario que, esperemos, esté dispuesto a devolverlo a su estado original, al que tenía cuando Aston Martin lo entregó a su primer dueño el 5 de noviembre de 1968.

Dos años más tarde, ya en 1970, este Aston Martin DBS de 1968 que sale a subasta fue adquirido por su segundo y último dueño, que lo registró en una pequeña isla británica del canal de la Mancha, donde ha permanecido desde entonces. Fue ahí donde recorrió la mayor parte de los casi 50.000 kilómetros que marca su cuentakilómetros, como puedes ver en la galería de imágenes (la cifra aparece en millas, eso sí).

Algo curioso, pues hay que tener en cuenta que la isla en cuestión, Jersey, apenas mide 15 kilómetros de largo y unos 8 km de ancho, por lo que para llegar a ese medio centenar de miles de kilómetros habrá tenido que recorrerla de punta a punta unas cuantas veces. En cualquier caso, comentarte que este Aston Martin DBS de 1968 está animado por un motor de seis cilindros en línea y 4.0 litros de cilindrada, una mecánica que en este caso está ligada a una caja de cambios automática firmada por Borg-Warner. Lo que no se sabe es en qué estado se encuentran, pues no señalan si se paró porque no funcionaba o si se guardó en perfecto orden de marcha, aunque es secundario ya que en cualquier caso necesitará, como mínimo, una completa puesta a punto.

Fuente: Motor1

Imágenes: Silverstone Auctions

Lecturas recomendadas

Ignacio de Haro

Colaborador

Apasionado del mundo de las cuatro ruedas.

Buscador de coches