Noticia

Subaru Trezia: con aire exclusivo

Luis Guisado

El Subaru Trezia es un monovolumen compacto que se coloca en la parte alta de la tabla de precios, pero lo justifica con un equipamiento muy abundante y una habitabilidad muy lograda.

El Subaru Trezia es un monovolumen de cuatro metros desarrollado junto al Toyota Verso S (que no se va a vender en España). Sustituye al anterior Justy y es algo más grande (presentación Subaru Trezia). Cuenta con dos motores Toyota, un 1.33 de gasolina con 99 CV y otro diésel, un 1.4 D4-D de 90 que puede estar asociado a una caja automática (una combinación única en el segmento B).

La gama del Trezia la componen tres versiones. El motor de gasolina solo está disponible en acabado Advance y cuenta con aire acondicionado, espejos y elevalunas delanteros eléctricos, cuatro frenos de disco, ESP, airbags laterales, de cortina y de rodilla. El siguiente escalón es el Limited, solo para el motor diésel. Añade climatizador, Bluetooth y toma AUX y USB. El tope de gama es el Limited Plus, y suma el cambio automático, acceso y arranque sin llave y un techo solar muy grande.

A la hora de ponerse al volante, el Subaru Trezia es un coche que llama la atención por su amplio interior. Tiene mucho espacio para la cabeza y el acceso es cómodo porque los asientos están colocados bastante altos. Solo he podido probar el motor diésel, pero creo que es el más interesante. Responde desde abajo y mueve con soltura el coche, y en marcha la principal pega que le podría poner es que el ruido del aire se entromete demasiado en el habitáculo.

Los precios del Subaru Trezia no son precisamente económicos: el Advance 1.33 cuesta 17.100 euros; el Limited 1.4 D4-D, 19.500 euros y el Limited Plus, 21.490 euros.