Skip to main content

Noticia

Un Shelby GT500 del 67 con el alma de un Ford Mustang 2012

Un Shelby GT500 del 67 con el alma de un Ford Mustang 2012

Este Shelby GT500 del 67 tiene el alma de un Ford Mustang 2012. Ha sido construido en Polonia, por Mustangclinic, un proceso que les ha llevado más de tres años. Su precio es de 140.000 euros.

No te pierdas: 'Ford Mustang Convertible 2017'

El Shelby Mustang GT500 del 67 es uno de los clásicos más populares que tenemos en el otro lado del charco. La película 60 segundos ayudó a que este mítico modelo se hiciera con la fama de la que hoy disfruta. Y es que resulta muy complicado encontrar unidades en el mercado de segunda mano, pues es un modelo muy buscado y, por ende, muy cotizado. Aunque si lo consigue, no puedes olvidar de que se trata de un coche que fue construido hace varias décadas. Aquí tenéis todo un Shelby Mustang GT500 del 67 que ha sido construido sobre la base de un Ford Mustang 2012, una interesante propuesta para disfrutar del ayer sin los problemas que eso acarrea.

Es cierto que hay coches que nos sorprenden, y que mientras que en coches con apenas 5 años la fiabilidad brilla por su ausencia, en otros ejemplos con más de dos décadas las visitas al taller han sido muy escasas. Pero lo lógico, es que un coche que fue construido hace más de treinta años necesita mayores cuidados que uno que cuenta con menos de diez. Una lógica que nos sirve para apreciar este modelo en venta, un Shelby GT500 del 67 con el alma de un Ford Mustang 2012.

VÍDEO: El drift esterno del Ford Mustang

 

Han trabajado durante tres años para lograr completar este conjunto. Sus creadores, Mustangclinic, quienes tienen su sede en Polonia, están muy orgullosos de lo que han conseguido. El proyecto tenía un objetivo bien definido, lograr construir un clásico fiable, que no atase al propietario al taller, teniéndolo que revisar cada pocas semanas, o que lo dejara más de una vez “tirado” en la carretera.

 

Se encuentra a la venta en eBay, y cuenta con únicamente 321 kilómetros. Cuenta con el motor V8 de 5.0 litros del Ford Mustang GT, además de algunos extras que el propietario agradecerá. El precio, si bien, no es nada barato, pues está valorado en unos 140.000 euros.