Skip to main content

Noticia

F1

Sergio Pérez y por qué Red Bull necesitaba un piloto como él

Sergio Pérez en el podio de Bakú

El mexicano ya es tercero en el Mundial.

Sergio Pérez brilló en Azerbaiyán y demostró a Red Bull que no se han equivocado al ficharlo para esta temporada. No solo porque consiguiera la victoria, sino porque hizo lo que la escudería lleva necesitando de un segundo piloto desde hace años: proteger a Verstappen y estar preparado para liderar al equipo cuando éste falla. Además, la victoria en Bakú permite a Red Bull aumentar su ventaja en el Mundial en 25 puntos con respecto a Mercedes.

VÍDEO: Una vuelta con Max Verstappen al Circuito de Bakú

Max Verstappen es el claro líder del equipo Red Bull y la punta de lanza para volver a conquistar el Campeonato del Mundo de F1. Sin embargo, el holandés lleva reclamando desde hace años un segundo piloto competitivo, que le apoye en las carreras y en las estrategias, y que sume puntos regularmente para el Mundial de Constructores, superando siempre que pueda a los Mercedes.

Ni Pierre Gasly ni tampoco Alex Albon cumplieron estos objetivos en Red Bull en los últimos años, con temporadas muy discretas, plagadas de errores, y con un ritmo muy irregular. El inicio de curso de Sergio Pérez también estaba siendo muy discreto, con clasificaciones regularmente fuera del ‘top 5’. Sin embargo, en carrera ha cumplido y ha remontado cuando ha clasificado atrás: en Bahréin, por ejemplo, acabó quinto cuando salió undécimo, en Mónaco remontó del noveno al cuarto lugar y en España, del octavo al quinto. En Azerbaiyán, sin ir más lejos, ‘Checo’ remontó del sexto al primer puesto, demostrando que aunque tiene mucho que mejorar los sábados, sabe enmendar los errores el domingo.

Tras la primera vuelta de carrera, Pérez ya estaba detrás de Verstappen y el mexicano consiguió seguir el ritmo de su compañero. Superaron casi al mismo tiempo a Charles Leclerc, cuyo Ferrari no aguantaba al mando, y en boxes a Lewis Hamilton. Una vez delante del británico, ‘Checo’ supo defenderse de los ataques del Mercedes y, mientras tanto, Verstappen se escapó en cabeza. Su labor de equipo fue clave en esta parte.

Cuando Verstappen tuvo que abandonar a tres vueltas del final, tras su fuerte accidente, Pérez ‘heredó’ el primer puesto, pero el trabajo no estaba ni mucho menos hecho. En la resalida desde parado, el mexicano pudo ser adelantado por Lewis Hamilton, pero el vigente campeón falló y, además, Pérez tampoco se lo estaba poniendo nada fácil con otra buena defensa. Desde entonces, no tuvo rival hasta el final de la carrera.

Sergio Pérez y Lewis Hamilton

El mexicano, como todos los pilotos que han cambiado de equipo, han sufrido en su adaptación a su nuevo monoplaza. Miremos lo que le ha costado a Sebastian Vettel volver a su mejor nivel, lo que le está costando a Daniel Ricciardo (lleva 40 puntos menos que su compañero Norris) o a Fernando Alonso. Y, aún así, en la sexta carrera ya lleva una victoria y está colocado en el tercer puesto del Mundial.

La respuesta con resultados es la mejor que ha podido dar Pérez a las críticas que ya había recibido por parte de Helmut Marko o Christian Horner, sobre todo tras las primeras carreras. Ahora, Red Bull ha conseguido poner algo de tierra de por medio con Mercedes en el Mundial de Constructores, distanciándose hasta los 26 puntos, algo que no habían podido hacer en los últimos años.

La labor de Pérez, unida a la genialidad de Verstappen, puede ser clave para que Red Bull vuelva a ganar un título esta temporada. Es su gran oportunidad antes de la salida de Honda de la Fórmula 1 y de que acabe la actual era técnica; en 2022 todo el mundo espera una revolución… y muchas sorpresas.

Imagen: Motorsport Images

Y además