Skip to main content

Noticia

Seis reglas de oro para el cinturón de seguridad

El cinturón de seguridad inteligente
Aarón Pérez

Estas seis reglas de oro para el cinturón de seguridad aseguran que el dispositivo funcionará correctamente y puede ser la diferencia entre un grave accidente o un simple susto. Recuerda que el cinturón nunca debe ponerse por encima del abdomen, ni retorcido, y mejor sin prendas de abrigo.

No te pierdas: No habrá indemnización sin el cinturón de seguridad

Los beneficios del cinturón de seguridad son evidentes: impide que los ocupantes salgan despedidos en caso de impacto y distribuye las fuerzas del choque sobre las partes más fuertes del cuerpo. Los expertos aseguran que reduce un 50% el riesgo de fallecer y alrededor de un 75% las lesiones en caso de accidente de tráfico. Sin embargo, es importante seguir estas seis reglas de oro para el cinturón de seguridad y garantizar, con ello, el funcionamiento correcto de este vital sistema de seguridad.

Para que actúe con total eficacia debe abrocharse correctamente y seguir unas nomas muy sencillas que, desde la Dirección General de Tráfico, han bautizado como las seis reglas de oro para ponerse el cinturón de seguridad. Y es que, este dispositivo, cuyo uso se ha extendido en los últimos años, aún registra conductores que no lo llevan puesto y es el responsable de reducir a la mitad el riesgo de fallecer en caso de accidente.

Vídeo: aprende a colocar bien el cinturón de seguridad:

 

  1. La banda diagonal debe pasar por el centro de la clavícula (entre el hombro y el cuello), mientras que la horizontal debe pasar por debajo del abdomen.
  2. Comprueba, una vez abrochado, que no esté enganchado o enrollado en alguna parte de su recorrido. Si está retorcido, sujetará peor el peso del cuero, y si está pegado al cuello, puede originar cortes o quemaduras en caso de accidente. Bajo el brazo genera un desplazamiento descontrolado de la parte superior del cuerpo.
  3. Una vez colocadas las bandas, es recomendable que tires un poco hacia arriba de la diagonal para evitar holguras.
  4. No debes utilizar pinzas o prendas demasiado voluminosas, como abrigos. Tampoco poner nada debajo del cinturón, como cojines o almohadas, con el fin de que vayas más cómodo.
  5. Debes tener en cuenta la posición del asiento. Casi en ángulo recto, nunca demasiado inclinado y que esta posición favorece la aparición del ‘efecto submarino’ (efecto a consecuencia de llevar holgado el cinturón que ocasiona que choques contra el volante o con la parte inferior del salpicadero, lo que puede provocar lesiones en espalda y pelvis, rotura de fémur o de la cabeza del fémur) o facilita que el cinturón produzca un estrangulamiento en caso de accidente. Nunca sitúes los pies en el salpicadero.
  6. Cambia el cinturón cuando sufras un golpe porque el trenzado del mismo habrá perdido su eficacia e incluso puede haber roturas en los sistemas de anclaje.
Imagen de perfil de Aarón Pérez

Redactor

Apasionado de los coches desde que tengo memoria

Lecturas recomendadas