Skip to main content

Noticia

Segunda mano: Volkswagen Golf 1.6 TDI

Volkswagen Golf 1.6 TDI
¡Es un buen coche! El Volkswagen Golf diésel es una excelente compra. Pero tiene un problema de imagen.

Esta historia de éxito comenzó de una manera un tanto modesta. Con 50 CV, no era especialmente espectacular. Pero aun así, con el primer Volkswagen Golf (hace 42 años), la marca alemana logró marcar un hito en la historia del automóvil, al incluir un motor diésel, por primera vez, en el segmento de los compactos. Y con un consumo medio de 6,5 litros que, para la época, lo convertía en una opción realmente ahorradora. Turbo, inyección directa, bomba inyector, common rail... Durante siete generaciones de Golf, los diésel también han ido evolucionando y creciendo. El actual GTD, con motor 2.0 TDI y 184 CV marca el culmen de esta revolución dentro del Golf. La pregunta es: ¿este coche llega demasiado tarde?

No te pierdas: Volkswagen Golf 7 GTI: ¡el mejor de la saga!

La polémica con los diésel, las restricciones que van apareciendo y los consumos cada vez más ajustados de los gasolina, que ya constituyen una competencia muy sólida, están haciendo la vida con gasóleo cada vez más difícil. Esto se aprecia en las matriculaciones de estos coches, que no paran de bajar. ¿Significa esto que debes renunciar a toda costa a un Golf diésel como coche de segunda mano, aunque en la versión Cabrio no sea lo más recomendable por otros motivos? En nuestra opinión, no. El Golf VII existe desde hace siete años, y medio año después de su introducción en el mercado, se montaron los primeros motores diésel que cumplían la Euro 6. Bajo el capó podías apreciar el motor EA288, que no tiene nada que ver con el bloque EA189 de su antecesor, que fue el origen del dieselgate. Al nuevo motor le salpicó el escándalo sin justificación. ¿Consecuencia? Menos ventas, y un menor valor residual.

Volkswagen Golf 1.6 TDI

Nosotros podemos confirmarte que un Golf VII diésel es una compra excelente. Porque, tras la rebaja en calidades del modelo anterior, en esta generación Volkswagen invirtió mucho en fiabilidad, algo que se nota cuando pasan los años. Y es que los defectos serios son muy pocos. Poco antes de su relevo (el nuevo modelo se lanzará a finales de 2019), el Golf VII sigue siendo una opción muy equilibrada, de las mejores dentro de su segmento.

Buscar defectos de fabricación en este Golf es perder el tiempo

Los Golf V y VI ofrecían menos calidad de fabricación que las generaciones anteriores y esto causó la pérdida de confianza de muchos clientes. Con la séptima generación, de desarrollo totalmente nuevo, los de Wolfsburgo volvieron a hacer las cosas bien. Defectos como el excesivo consumo de aceite en los motores de gasolina o las averías en el cambio automático DSG se atenuaron. Los complejos sistemas multimedia pueden dar fallos con los años. Por eso es interesante que reflexiones bien sobre qué extras son realmente necesarios. Tener mucho no es siempre lo mejor.

Sistema de navegación

Se cuelga a menudo y también pierde la ruta con bastante frecuencia.

Transmisión

Tanto la manual de cinco marchas, como el DSG pueden fallar. ¿La mejor opción? La manual de seis.

No te pierdas: Compa oldie: Opel Kadett o Volkswagen Golf

Muelles y amortiguadores

Se desgastan muy rápido en las unidades que realizan muchos kilómetros.

Discos de freno

¡Duran poco! Han sido criticados en los informes de fiabilidad.

Volkswagen Golf 1.6 TDI

Mi opinión del Volkswagen Golf 1.6 TDI de segunda mano

A algunos les puede parecer excesivo pero es una realidad: el Golf VII en su variante diésel con motor Euro 6 es un coche casi perfecto. Es injusto que la política y los escándalos del 'dieselgate' le hayan afectado a su reputación.

Ya que hemos llegado hasta aquí, ¿quieres saber cuál es tu coche ideal?

Todo sobre Volkswagen

Y además