Skip to main content

Noticia

F1

Schumacher deja la F1 en buenas manos: las de Vettel

Vettel-Schumacher-Brasil-212
Michael Schumacher deja la F1 dando el justo relevo a otro alemán, Sebastian Vettel, quien va quemando etapas a un ritmo de récord.


No tuvo nada que ver con Brasil 2006, cuando 'El
Kaiser
' se retiró por primera vez de la F1 y lo hacía por
la puerta grande, aunque derrotado por Fernando Alonso. En aquella
ocasión hasta el mito del fútbol Pelé, fue a despedirse del piloto
más grande de la Historia de la F1. Esta vez, también
en Interlagos, Michael Schumacher dejó la F1 por
la puerta de atrás y sus dos únicos momentos de protagonismo fueron
al salir en 'la foto' con Vettel: uno en pista,
cuando se dejó adelantar para no incordiar en la remontada del de
Red Bull; y una vez terminada la carrera, para felicitar al pupilo
que le ha echado del corazón de los aficionados alemanes.

Después, como adelantó al anunciar su retirada
en el GP de Japón, Michael recogió sus cosas (el coche con el que
corrió la carrera entre ellas, como obsequio de Mercedes), se despidió de su equipo y
puso rumbo a su nueva vida, ya sin F1. En apenas
unos días se le volverá a ver correr, pero no será en un monoplaza.
Será en la próxima Carrera de
Campeones
y formando equipo, precisamente, con Vettel, con
quien ha ganado el trofeo por naciones en cinco ediciones
consecutivas. Más allá de esto (y de que ha dicho que también
quiere correr esta carrera en 2013, para intentar ganar siete,
tantas como títuos de Campeón del Mundo tiene en
su casa) nadie sabe qué planes tendrá Schumacher para el
futuro. 

 

¿Coger un asiento que 'no se mueva' en la F1? Ya lo probó en
2007 tras su primera retirada, acompañando a Ferrari en varias
carreras aunque sin 'voz ni voto'. ¿Correr en otro tipo de
categoría? Su hermano y uno de sus 'archienemigos' (Mika Häkkkinen)
probaron con el DTM sin demasiada suerte. ¿Las motos? Su aventura
con una 'Superbike' le costó una clavícula, quizá se le hayan
quitado las ganas... Quién sabe.

Mientras no haya nuevas noticias, lo más probable es que
Michael Schumacher siga viendo la F1
desde el sillón de su casa. Siendo testigo, desde el retiro, de
cómo Vettel devora sus records sin masticar. Sebastian ha
conseguido su tercer título de Campeón del Mundo con 25 años,
cuatro meses y 22 días. Cuando Michael Schumacher ganó su primera
corona tenía 25 años, diez meses y diez días... Michael ha colgado
sus guantes con 43 años, quizá sus gestas tenga una fecha de
caducidad menos longeva de lo que todos pensábamos.

Y puedes estar tranquilo, porque, tarde o temprano,
Michael Schumacher volverá a subirse al podio de la
F1
... pero será para hacer entrevistas a los que ganen, y
esos, ya no cuentan.


Y además