Skip to main content

Noticia

Rolls-Royce Wraith Eagle VIII, mirando al cielo

Rolls-Royce Wraith Eagle VIII
Más de 1.000 puntos LED.

El próximo Concurso de Elegancia Villa d'Este, que abrirá sus puertas entre el 24 y 26 de mayo, será el escenario para la presentación del último trabajo de la división de personalización de Rolls-Royce. A orillas del lago de Como, situado en la región de Lombardía, en el norte de Italia, será expuesto el exclusivo Rolls-Royce Wraith Eagle VIII, un coche que rinde tributo al primer vuelo transatlántico sin escalas de la historia.

No te pierdas todas las novedades de 2019

El primer vuelo transatlántico sin escalas de la historia se realizó en junio de 1919. Los pilotos que completaron dicha hazaña fueron Alcock y Brown. El avión escogido fue un bombardero Vickers Vimy, un avión que utilizaba para impulsarse en su vuelo dos motores Rolls-Royce Eagle VIII. Estos mismos motores dan nombre al modelo, un coche al que, cómo no, no le falta detalle.

VÍDEO: Así es el primer SUV de Rolls-Royce

Del Rolls-Royce Wraith Eagle VIII se fabricarán solo 50 unidades, una edición especial que llama la atención sobre todo en su interior. En el habitáculo, concretamente en su techo, hay instalados 1.185 puntos LED que simulan un cielo cubierto de estrellas. Y es que, según está escrito, los pilotos se quedaron sin radio y navegación poco después de despegar, obligándoles a guiarse de las estrellas para acabar aterrizando en las costas de Irlanda.

El habitáculo del modelo también cuenta con cuero negro y gris, un tapizado que recubre prácticamente la totalidad del espacio. En los asientos podemos ver el emblema de la marca que reluce con hilo de tono cobre, un conjunto que también destaca por los detalles en madera o incluso una cita del mismísimo Churchill, presidente que tomó el liderazgo del Reino Unido durante la Segunda Guerra Mundial.

Otros detalles originales los encontramos en el reloj central, el cual tiene una iluminación verde para recordar aquellos indicadores que dejaron de funcionar en el avión. También han incluido una placa con las coordenadas concretas, todo para homenajear este vuelo transatlántico.

Más:

Rolls

Y además