Noticia

Reto del día: busca las 5 diferencias del nuevo Audi A7 Sportback

Ignacio de Haro

El primer Audi A7 Sportback causó sensación gracias a su diseño y la nueva generación llega dispuesta a repetir la hazaña añadiendo mucha tecnología.

El nuevo Audi A7 Sportback llegará al mercado el próximo año y aunque para muchos esta puede no parecer una nueva generación debido a que presenta un diseño continuista, hay que dejar claro que es un automóvil completamente diferente. Y para demostrártelo, nada mejor que comprar al anterior A7 Sportback con el nuevo Audi A7 Sportback.

Vídeo: Audi A7, todos los detalles en movimiento

El Audi A7 Sportback original salió a la venta a finales del 2010 apostando por una fórmula que ya había estrenado el Mercedes CLS, creando una berlina con una pronunciada caída de techo en la parte trasera que asemeja su imagen a la de un coupé. Como este último, el modelo de la firma de los cuatro aros dese el primer momento causó sensación y tuvo una excelente acogida, tanto por parte del público como de la prensa especializada.

El primer A7 Sportback se asentó sobre la plataforma del Audi A6 mientras que el recién introducido Audi A7 Sportback hace lo propio con la MLB Evo, el chasis modular que emplea el buque insignia de la firma de Ingolstadt Audi A8 y que también dará vida al futuro A6. Las dimensiones exteriores alcanzan los 4.969 mm de largo, 1.908 mm de ancho, 1.422 mm de alto y cuenta con una batalla de 2,96 metros.

Queda claro que es una berlina de gran tamaño, pero si comparamos al antiguo A7 Sportback con el nuevo A7 Sportback veremos que las cotas de ambos son prácticamente idénticas: solo difiere ligeramente la anchura y la distancia entre ejes, que es sensiblemente mayor en el más reciente. Y como el tamaño exterior casi no cambia, tampoco lo hace la capacidad de carga del maletero (al que se accede a través de un portón, como en el anterior), que permanece inalterado con 535 litros de capacidad.

Visualmente y aunque simple vista ambos son parecidos, el nuevo Audi A7 Sportback aplica con éxito un nuevo lenguaje de diseño que está inspirado en el del Audi Prologue Concept de 2014. Este también está presente en el nuevo Audi A8, pero creemos que el A7 SB es más fiel al prototipo, con líneas exteriores más afiladas y dinámicas. Y frente a su predecesor, llama la atención gracias a la nueva y generosa parrilla delantera, a los faros y a los pilotos de la zaga, que se extienden de lado a lado y que ofrecen nuevas posibilidades de iluminación.

Otros cambios visuales que ayudan a que la imagen del nuevo A7 Sportback 2018 sea más deportiva afectan al pilar C, que para la ocasión ha reducido sus dimensiones con la incorporación de una ventanilla fija de mayor tamaño que ayuda a restar importancia a esta zona de la carrocería. Antes había mucha chapa con poca forma en este punto, ahora hay unas marcadas nervaduras que se extienden desde las puertas traseras creando así una línea de cintura mejor definida.

Puede que todavía no te hayamos convencido de lo diferente que es el nuevo Audi A7 SB, pero espera a ver el habitáculo, porque aquí los cambios aplicados son tan profundos que el hacen que el anterior modelo parezca totalmente anticuado. Y es que en el fondo el interior del anterior Audi A7 SB permaneció prácticamente sin cambios desde su introducción en 2010 y el nuevo se beneficia de muchas de las tecnologías estrenadas por sus hermanos de gama.

Como por ejemplo, el sistema de información y entretenimiento del Audi A8, que está compuesto por dos pantallas (de 10,1 y 8,6 pulgadas cada una) táctiles desde las que se manejan prácticamente todas las funciones del vehículo. Un dispositivo que añade funcionalidades que anteriormente no estaban disponibles y que además hace que la imagen del interior sea mucho más tecnológica en combinación con el Audi Virtual Cockpit.

En el momento del lanzamiento, el nuevo Audi A7 Sportback se ofrece con un único motor de gasolina, un bloque 2.9 V6 con 340 CV de potencia y 500 Nm de par que reemplaza al anterior 3.0 TFSI, que entregaba 333 CV y 440 Nm de par. Con este motor, no solo es más rápido en términos de aceleración (pasa de 0 a 100 km/h en 5,3 segundos), también logra consumir menos carburante: 6,8 l/100km frente a los 7,7 l/100km que homologaba de media la versión equivalente de la generación anterior.

VÍDEO: Así es centímetro a centímetro el nuevo Audi A7 Sportback

Imagen de perfil de Nacho de Haro

Colaborador

Apasionado del mundo de las cuatro ruedas.