Noticia

Renault Mégane RS 2017, apuesta por el 'downsizing'

Renault Mégane RS 2017, apuesta por el 'downsizing'

Ignacio de Haro

18/12/2015 - 12:53

La firma gala acaba de anunciar que la actual generación del Renault Mégane RS estará a la venta hasta finales de 2016, por lo que convivirá en el mercado con el recién presentado Mégane 2016. Además, un medio australiano asegura que su sucesor, el esperado Renault Mégane RS 2017, llegará un año después con un propulsor todavía más potente, aunque más pequeño -hablan de unos 300 CV- y con carrocería de cinco puertas.

No te pierdas: ‘Los 5 rivales del Renault Mégane 2016

Si tras la presentación del Renault Mégane 2016 la semana pasada en el Salón de Frankfurt pensabas que en cuestión de meses conoceríamos a la versión más rabiosa de la gama, tenemos malas noticias para ti. Según la información publicada por Motoring, el esperado Renault Mégane RS 2017 no llegará al mercado hasta dentro de dos años y cuando lo haga, lo hará exclusivamente con una carrocería de cinco puertas, tal y como ya sucedió con el Renault Clio RS.

Según esta prestigiosa publicación, uno de los motivos por los que el Mégane RS 2017 tardará tanto en llegar es que Renault tiene la intención de seguir comercializando el Renault Mégane RS basado en la actual generación (que fue presentada en el año 2008) hasta que finalice el 2016. Esto significa que nuevo Mégane 2016 y el Mégane RS actual convivirán en el mercado durante unos cuantos meses cuando se inicie la comercialización del primero. Eso sí, su sucesor no llegará inmediatamente después, tendremos que esperar un tiempo aunque por ahora la marca no ha dicho cuánto.

En términos de prestaciones, el nuevo Renault Mégane RS será más potente que el actual, que como máximo produce 275 CV de potencia. De esta forma, la futura generación podría contar con un motor sobrealimentado que desarrollaría una potencia máxima de unos 300 CV (situándose así al nivel de sus últimos rivales, como el Honda Civic Type R), que serían enviados a las ruedas delanteras a través de una caja de cambios de doble embrague EDC. Si al leer esto último te has llevado las manos a la cabeza, tranquilo, que todavía no está confirmado. Podría acabar ofreciéndose bien con dicha caja o también, con una manual tradicional de seis relaciones.

Además, según una nueva información publicada por CarAdvice, hay rumores que indicar que se podría apostar por el downsizing mecánico, es decir, que podría montar un propulsor turbo más pequeño que el actual 2,0 litros. En palabras del actual vicepresidente de marketing y comunicación de  Renault Sport, Regis Fricotte, "ese motor es muy bueno en términos de lo que puede hacer en un RS, pero se trata de un propulsor no tan apropiado para posteriores desarrollos en lo relacionado con el consumo y las emisiones de C02".

Según la información referida, el motor 2,0 litros sería reemplazado por el mismo 1.6 turbo que equipa el Renault Clio RS, aunque convenientemente revisado para que ofrezca más potencia.

"Obviamente, si tienes una transmisión de doble embrague EDC (efficient dual-clutch transmission) o una automática equivalente, resulta mejor y más atractivo para los clientes", comentó Fricotte".

Fuente: WCF, MotoringCarAdvice.

Lecturas recomendadas

Ignacio de Haro

Colaborador

Apasionado del mundo de las cuatro ruedas.

Buscador de coches