Noticia

Estilo de vida

El reloj que diseñó Schumacher: Royal Oak Concept Laptimer

Lara Zazo Guijarro

24/06/2015 - 13:36

El reloj Royal Oak Concept Laptimer Michael Schumacher ha sido creado con la colaboración del piloto de Fórmula 1. El proyecto se ha llevado a cabo en la más absoluta discreción y se ha presentado en el rancho que la familia tiene en los alrededores de Lausana. Sólo saldrán a la venta 221 unidades

El proyecto del reloj Royal Oak Concept Laptimer Michael Schumacher se ha llevado con mucha discreción, tras haber postergado su presentación y hacerla cuatro meses más tarde en un evento exclusivo en el rancho que la familia tiene en los alrededores de LausSana. Schumacher es conocido como embajador de la marca: “vino a nuestra manufactura con su amigo Jean Todt” comenta Fançois Bennahamias, consejero delegado de la firma “le propusimos colaborar con nosotros y dijo que sí, siempre que lográramos hacer un cronógrafo capaz de medir los tiempos que un piloto tarda en dar cada vuelta a un circuito”.

No te pierdas: Los relojes de Williams F1

El reloj de Schumacher estuvo acabado en 2013, pero se ha estado año y medio de pruebas para asegurar y confirmar el perfecto funcionamiento. El propio Schumacher se involucró personalmente en el diseño de una caja más cómoda.

Cuando el reloj estaba en fase de desarrollo en 2013, el piloto sufrió el accidente de esquí, del que se encuentra en fase de recuperación, fue entonces cuando el equipo de Audemars Piguet preguntó a la familia si quería abandonar el proyecto. En un primer monento se barajó la posibilidad de abandonarlo, pero finalmente Sabine Kehm, representante de Michael durante 15 años y actual representante de la familia apuntó "recordamos todo el tiempo que Michael había invertido en el reloj y pensamos que sería bonito culminar uno de sus proyectos más queridos”.

El reloj de Michael Schumacher Royal Oak Concept Laptimer es una edición especial de 221 unidades con multitud de detalles que recuerdan al piloto, el más significativo es su sistema de  doble aguja que, al apretar el pulsador a las nueve horas, una de ellas se detenga y permite ver el tiempo realizado por vuelta, a la vez que la segunda comienza la medición desde cero de la siguiente vuelta. La caja definitiva mide 44 mm y se adapta de manera natural a la muñeca. Es de carbono forjado y titanio, lo que permite que sea muy ligero. Se ha utilizado oro rosa y material cerámico negro; para su fabricación han sido necesarias 413 piezas. El número 221 es un guiño al número de carreras en las que el piloto logró puntuar en su etapa en la F1. Su precio es de 240.000 euros y ya está disponible para su entrega.

Lecturas recomendadas

Lara Zazo Guijarro

Colaboradora

Colaboradora de Estilo de Vida y Tecnología en Autobild.es

Buscador de coches