Noticia

El regreso de Uber, ¿por qué ahora es legal?

El regreso de Uber, ¿por qué ahora es legal?

Noelia López

30/03/2016 - 10:05

El 30 de marzo de 2016 es la fecha del regreso de Uber. Cesada su actividad por orden del juez hace casi dos años, la compañía vuelve a ser legal en toda España. ¿Cómo lo ha conseguido? ¿Qué ha cambiado?

El 30 de marzo es un día negro para los taxistas por el regreso de Uber. Si hace casi dos años conseguían que un juez obligara a la empresa a cesar su actividad en el territorio nacional, hoy la aplicación vuelve a ser legal en toda España.

Pero, ¿qué es lo que ha cambiado? ¿por qué antes no podía prestar servicio y ahora vuelve a hacerlo bajo el amparo de la Ley? Vamos a hacer un pequeño repaso histórico para entender el cambio.

Diciembre de 2014: Uber es declarada ilegal

A mediados de diciembre de 2014, el juzgado mercantil número 2 de Madrid ordenó el cese de Uber por competencia deseal. Fue esta la respuesta a las numerosas demandas interpuestas por los taxistas que veían como sus ingresos mermaban con la misma velocidad que aumentaban los de la plataforma de alquiler de coches con chófer.

Tres alternativas al taxi que triunfan en España

Sin embargo, semanas después de la prohibición Uber seguía operando. Sus responsables dijeron que así lo harían hasta recibir la notificación formal que declarara su actividad como ilegal y hasta que sus abogados pudieran valorar las consecuencias ya que la orden de cierre le parecía desproporcionada.

Junio de 2015: Uber sigue prohibida en España

Siguiendo el 'protocolo' legal, el cese de actividad ordenado por el juzgado mercantil debía ser ratificado en un juicio. Se celebró en junio de 2015 y la sentencia fue la misma: la actividad de Uber era incompatible con la Ley española. 

Ahora bien, en esta ocasión el juez introdujo un matiz importante asegurando que la parte de la compañía que se dedicaba al transporte de personas sí incurría en competencia desleal, pero no otros servicios que pudiera ofrecer la compañía. Es decir, Uber podía seguir operando pero siempre y cuando sus plataformas no dieran acceso a Uber Pop.

Noviembre de 2015: España regula el alquiler de coches con conductor

Tachada de ilegal y sin poder operar en todo el territorio nacional, Uber aseguró que colaboraría con la Administración para crear el marco legal que amparara su actividad. Pretendía evitar así hechos que sus coches fueran destrozados como en otros países.

Su deseo se materializó poco antes de que terminara 2015 con la regulación del alquiler de coches con conductor.

La norma llegó en forma de Real Decreto con varios puntos de interés:

- Todos aquellos que deseen trabajar como conductores deberán estar debidamente autorizados.

- Serán las comunidades autónomas las encargadas de entregar estas autorizaciones administrativas con las que se reconoce una modalidad concreta de transporte de viajeros en vehículos de turismo.

Cómo ganar 3.000 euros al mes con Cabify

-  Todos los servicios de arrendamiento con conductor deberán haber sido contratados previamente, de forma presencial, telemática o telefónica y dentro del coche el conductor deberá llevar la documentación que lo acredite.

La norma dejaba la puerta abierta al regreso de Uber y amparaba la actividad de otras empresas similares como Cabify.

30 de marzo de 2016: el regreso de Uber

Con todos los papeles en regla, desde hoy, 30 de marzo de 2016, Uber vuelve a estar activo en España. Ahora bien, ¿qué ha cambiado? Lo primero la Ley, como ya hemos visto en el apartado anterior; lo segundo, las condiciones en las que la plataforma presta su servicio.

Para empezar, todos los conductores que quieran operar bajo el paraguas de Uber tendrán que tener la licencia correspondiente.

Además, UberPOP, la plataforma con la que la empresa gestionaba los contactos entre conductor y cliente ha dejado de existir para dar paso a UberX.

El funcionamiento de la nueva aplicación es sencillo. Tras descargarla el usuario tendrá que rellenar varios campos con sus datos personales y el número de su tarjeta de crédito.

Tras este trámite, estará dado de alta para pedir el servicio y la app le informará del tiempo estimado que tardará en llegar el coche al punto de recogida acordado; así como la marca y modelo y número de matrícula del coche asignado y el nombre del conductor.

Para ser conductor de Uber, la plataforma exige ahora varios datos. El primero y fundamental es la licencia VTC que acredita al conductor como profesional. Este también deberá presentar un documento que acredite que está dado de alta en el régimen de autónomos, así como la ficha técnica del vehículo para demostrar que tiene la ITV en regla, el recibo de pago del seguro y el certificado de antecedentes penales (quieren evitar de esta forma escándalos como los vividos en otros países donde se ha acusado a conductores de Uber de secuestrar a sus pasajeros e iniciar una persecución.

De lo que no dice nada Ley es de los precios mínimos o máximos que Uber y otras compañías similares (por ejemplo, Cabify) pueden cobrar por sus servicios.

Uber inicia su nueva etapa con un cuadro de tarifas que parte de un precio estimado de 1,10 euros por kilómetro.

De momento, la compañía solo estará operativa en las grandes ciudades donde hay licencias suficientes para hacer del suyo un negocio rentable. 

Lecturas recomendadas

Imagen de perfil de Noelia López

Noelia López

Redactora de AutoBild.es

Yo escribo porque pienso que tú me lees

Buscador de coches