Skip to main content

Noticia

Coches 4x4

El Range Rover Sport SVR se somete a la prueba más exigente

El Range Rover Sport SVR se somete a la prueba más exigente
Noelia López

Land Rover ha sometido al Range Rover Sport SVR a su prueba más exigente. Un total de siete retos en siete enclaves diferentes para medir el poder de agarre y aceleración del Land Rover más rápido de la historia. Te lo mostramos en imágenes.

El Range Rover Sport SVR  se ha enfrentado a su prueba más exigente: demostrar que es capaz de dar lo mejor de sí en cualquier terreno.

La idea era demostrar que el SUV es capaz de dar lo mejor de sí en cualquier circunstancia. Para ello lo han llevado a los terrenos más inverosímiles, desde el asfalto del circuito hasta la nieve, pasando por el reto más complicado: demostrar su nivel de tracción sobre la arena de la playa.

En total, los de  Land Rover han medido la fuerza del Range Rover Sport SV en siete enclaves diferentes. Te enseño el vídeo y luego te explico el cómo y el dónde se ha realizado cada uno de los retos.

- En el Rockingham Motor Speedway de Corby (Reino Unido).

Al ser el SVR el Land Rover más ráoido de la historia no podía faltar una prueba de aceleración en circuito.

Con el modo de conducción “Dynamic Mode”, del Terrain Response 2, se optimiza la respuesta del acelerador y se cambia de marcha al alcanzar unas revoluciones elevadas. Además para reducir el balanceo de la carrocería, el Modo Dynamic refuerza la barra estabilizadora, mediante la función “Continual Variable Damping” del “Anti-Roll Contro” y al optimizar todos estos factores, el Range Rover Sport SVR logró pasar de 0 a 100 km/h en 4,7 segundos.

- En hierba mojada.

En el modo Hierba/Gravilla/Nieve, la respuesta del acelerador se suaviza para evitar la pérdida de tracción y los cambios de marcha son más fluidos y rápidos. Además, el sistema de control de tracción se activa antes para evitar que las ruedas patinen, mientras que el diferencial central se configura previamente para optimizar el rendimiento en la salida. Para esta prueba el centro Land Rover Experience del este de Inglaterra demostró ser el lugar perfecto, en el que el Range Rover Sport SVR consiguió pasar de 0 a 100 km/h en 5,5 segundos.

- Sobre gravilla.

El lugar elegido fue una cantera.

El suelo no estaba nada firme, así que los sistemas del vehículo se optimizaron según las condiciones del terreno y se logró un tiempo de 5,3 segundos.

- Sobre hielo y nieve

El Range Rover Sport SVR también fue en busca de la nieve a las instalaciones de pruebas de invierno de Jaguar Land Rover en Arjeplog, al norte de Suecia. Aquí, la configuración optimizada y el sistema de tracción a las cuatro ruedas ayudaron al SVR a completar la aceleración sobre una mezcla de hielo y nieve en 11,3 segundos. 

- En el barro

La siguiente opción del selector Terrain Response 2 es el modo “Barro y Surcos”, donde la suspensión neumática se eleva y el sistema de control de tracción permite que las ruedas patinen de forma controlada para ofrecer una mejor tracción en condiciones resbaladizas. En una de las instalaciones de pruebas todoterreno de Land Rover, el SUV de alto rendimiento registró un tiempo de 6,5 segundos de 0 a 100 km/h.

- Zonas rocosas

El modo “Roca” junto a la transmisión de bajo rango permite mantener la baja velocidad necesaria para sortear grandes rocas y piedras. 

La respuesta del acelerador se suaviza para atenuar los movimientos repentinos y ofrecer el control máximo al conductor. También se aumenta la suspensión neumática para optimizar la altura de la parte inferior. Gracias a Terrain Response 2, el Range Rover Sport SVR subió con facilidad la pendiente rocosa con una inclinación del 32 % de las instalaciones de pruebas.

- El más difícil todavía: sobre la arena de la playa

Pendine Sands, la inmensa playa de la bahía de Carmarthen, al sur de Gales, es sinónimo de velocidad desde que se estableciera aquí el primer récord mundial de velocidad sobre tierra en 1924. Por tanto, era el enclave perfecto para probar la siguiente opción del selector Terrain Response 2: Arena.

Al elegir el modo “Arena”, la respuesta del acelerador se optimiza al máximo para permitir un rápido aumento del par motor. Además, el vehículo mantiene más tiempo las marchas y bloquea el diferencial central para mantener el impulso. El resultado es un tiempo de 5,5 segundos en la aceleración de 0 a 100 km/h. 


Imagen de perfil de Noelia López

Redactora de AutoBild.es

Yo escribo porque pienso que tú me lees

Lecturas recomendadas