Skip to main content

Noticia

¿Quieres conducir un Bugatti Chiron? ¡Con LEGO puedes!

Bugatti Chiron LEGO

LEGO ha creado un Bugatti Chiron a tamaño real, y que además ¡puede conducirse!

Conducir un Bugatti Chiron es todo un sueño. El superdeportivo, o mejor dicho, hiperdeportivo de la marca con sede en Francia cuenta con una potencia de 1.500 CV y unas capacidades sencillamente de locura. Conducirlo es con seguridad el sueño de cualquier amante de los coches, un sueño que queda lejos de la mayoría de mortales. O no. LEGO ha creado un Bugatti Chiron a tamaño real, y que además ¡puede conducirse! Vamos a conocerlo.

No te pierdas: 'Los 5 mejores coches de LEGO'

LEGO nos tiene acostumbrados a recrear los mejores deportivos del mundo. Hemos visto al McLaren 720S LEGO o al Porsche 911 GT3 RS. También, la empresa danesa, ha completado su particular recreación del Bugatti Chiron, un “juguete” que conocimos hace unos meses. Pero ahora todo es diferente, y es que la misma compañía anuncia la llegada del Bugatti Chiron a escala real. Además de su tamaño real esta recreación puede conducirse. 

De hecho, Bugatti ha aprovechado el Gran Premio de Italia de Fórmula 1 para mostrarlo al público y lo mejor es que nuestra compañera Rebeca Álvarez, aprovechando su paso por el circuito, tuvo ocasión de comprobar que esto era cierto y que ¡todo en él funciona!: luces, iluminación interior, motor... Aquí tienes el vídeo que lo demuestra:

 

¡Así suena el Bugatti Chiron de LEGO!

 

Para conseguir hacer realidad este proyecto los trabajadores de LEGO han empleado un millón de piezas. Sí, así es, ¡un millón! Con tantas piezas que unir no nos extraña que hayan empleado 13.000 horas de trabajo. El resultado es, sencillamente, increíble. Estamos ante una réplica sorprendente que recrea con bastante fidelidad muchos apartados del vehículo. Las llantas, el volante, el alerón… ¡no le falta detalle!

La empresa ha confirmado que se trata de la primera réplica a escala real que emplea más de un millón de piezas. El Bugatti Chiron de LEGO cuenta con un propulsor de 5,3 caballos de potencia que le permite llegar a alcanzar unos 20 km/h. Sí, es bastante menos que los 420 km/h que firma el Chiron real, pero pese a ello es casi tan sorprendente como el modelo en el que se inspira.

 

Lecturas recomendadas