Skip to main content

Noticia

¿Qué es más barato, el diésel o la gasolina?

Bajan los precios de gasolina y diésel

Arrojemos luz en la oscuridad.

Aunque la tendencia al alza de la electrificación vaya a convertir a híbridos, híbridos enchufables y eléctricos en actores a tener muy en cuenta a medio y largo plazo, a día de hoy la inmensa mayoría de los potenciales compradores de coches se enfrentan a una elección que en realidad es una dicotomía. En esa tesitura, lo habitual es que, dada la situación económica, una de las principales preguntas que se hagan antes de la adquisición sea: ¿qué es más barato, el diésel o la gasolina?

VÍDEO: 7 coches diésel que todavía podrás usar en 2020

Intentaremos arrojar algo de luz sobre un asunto que preocupa, algo lógico y normal ya que afecta directamente a nuestros bolsillos.

Precio de entrada

Es lo primero que entra por los ojos y la parte fácil de calcular. Solo hay que ojear el catálogo de cualquier marca para comprobar que, a igualdad de motorización (potencia similar) y de acabado, un coche diesel es más caro que uno de gasolina. ¿Cuánto? Puede oscilar en función del fabricante y del modelo, pero del orden de 2.000 a 3.000 euros suele ser una cifra habitual.

N te pierdas: así está subiendo el precio de la gasolina

Combustible

Este es el área en el que los vehículos de gasóleo pueden recortar diferencias con sus rivales. Acércate a una gasolinera, el diesel siempre es más barato que la gasolina aunque la diferencia entre ambos pueda ir variando. Esto te asegura que cuanto más lo utilices, más dinero acabarás ahorrando en combustible, por lo que el precio final entre uno y otro acabará equiparándose. Lógicamente, para conseguir amortizar el desembolso inicial del diesel tendrás que hacer un uso habitual del coche, siendo necesario superar como mínimo los 100.000 kilómetros.

Seat Arona, diésel o gasolina. ¿Cuál interesa más?

Seguro

Cada año, cuando llega el pago del seguro sentimos un pequeño dolor, y hasta en este aspecto es importante decantarse por gasolina o diésel. El empleo de un combustible u otro no influye directamente, pero si lo hace el precio del modelo y, como ya hemos comentado, a igualdad de condiciones los vehículos propulsados por gasóleo tienen un precio más elevado, por lo que asegurarlos supondrá un mayor coste anual. Eso sí, tampoco se trata de una diferencia enorme, así no es un factor definitorio en la elección.

Mantenimiento

Si vas a tener tu coche contigo durante bastante tiempo acabará pasando por el taller, no ya por averías (que con suerte te librarás de ellas), sino para llevar a cabo revisiones periódicas. Aquí los gasolina salen ganando ya que, al ser más sencillos mecánicamente, son más baratos de mantener. Ganvam, en sus estudios, ha estipulado que el mantenimiento del diésel es hasta un 25% más caro, lo que puede suponer un desembolso extra de entre 300 y 700 eros durante la vida útil del vehículo. Además, depende de la Comunidad autónoma en la que te encuentres, pero por norma general también es más caro pasar la ITV de un diésel que la de un gasolina.

Valor residual

Lo más probable es que, con el paso de tiempo, acabes despidiéndote de tu coche para hacerte con otro nuevo. Llegado a ese momento te rentará más haberte hecho con un diésel por una sencilla razón: al haber tenido un precio inicial más alto, su valor residual será mayor, por lo que podrás venderlo por una cantidad mayor.

Lecturas recomendadas