Noticia

¿Cómo funciona?

¿Qué es un autoblocante?

¿Qué es un autoblocante?

Mónica Redondo

16/03/2016 - 12:09

Autoblocante o LSD es una palabra que sobrevuela en el mundo del motor pero ¿sabes qué es? Seguro que algunos de los coches de tus sueños lo incorporan. Si te gusta el drift o las carreras en circuitos esta tecnología te vendrá muy bien. Hoy te contamos qué es un autoblocante.

No te pierdas: Reto Drift insólito, BMW M3 contra dos jugadores de rugby

La palabra autoblocante o LSD (Limited Slip Differential) planea sobre el mundo del automóvil pero... ¿qué es? Seguro que más de una vez has oído hablar de él pero no acabas de entender su funcionamiento. Este componente, colocado en un coche rápido, convierte la conducción en algo muy divertido. Algunos de tus coches favoritos, en su versión deportiva, lo equipan. Es el caso de algunos Porsche, Mercedes-Benz, Ferrari o BMW M. El concepto es algo confuso pero a continuación te vamos a explicar qué es un autoblocante. Si piensas en un coche con tracción trasera, la idea te resultará más fácil. 

Cuando pasas por una curva, la rueda exterior tiene que recorrer más distancia que la rueda que queda situada en el interior, por eso, un diferencial abierto está diseñado para dar potencia a la rueda que se encuentra con menos resistencia y/o agarre al firme mientras que la rueda exterior sigue girando. El problema suele producirse cuando un diferencial abierto aplica potencia a una rueda que no tiene ningún tipo de resistencia.

Al razonamiento sobre qué es un autoblocante se puede llegar a entender con este ejemplo práctico. Si una rueda se queda atascada en el barro, el diferencial hará su trabajo y adjudicará la totalidad de la potencia del motor a la rueda atascada. El resultado pasa por que el coche no se mueva ya que la rueda sin tracción obtiene la energía para hacer girar la otra rueda y así salir del barro. Este es uno de los momentos críticos en que el autoblocante entra en juego. La función del LSD en este caso es limitar la diferencia en la velocidad o el par de cada rueda. Si el vehículo considera que una de las ruedas está patinando, a continuación, iguala la energía a la otra para conseguir que el coche siga la marcha, garantizando que el neumático también obtenga alimentación.

BMW autoblocado

Drifting, una de las disciplinas donde más se usan 

Los deportes de motor, en concreto las carreras en circuito y el drifting, usan esta tecnología para que el coche responda mejor y salga de las curvas con más velocidad, entre otras muchas ventajas. Las curvas, tomadas a gran velocidad, pueden producir un balanceo en la carrocería, puesto que alguna de las ruedas haya perdido algo de agarre. El uso, en estos casos, de un diferencial abierto enviaría fuerza a la rueda en cuestión para mantener el impulso hacia delante, devolverle así el agarre al firme y mantener la potencia de forma constante. 

En caso de pérdida de control del vehículo, el autoblocante enviaría fuerza a la rueda sin agarre para que el otro neumático gane en tracción. El sistema repartiría la fuerza a las dos ruedas, lo que les permitirá girar y mantener la tracción perdida. 

La conclusión sobre qué es un autoblocante es que es una tecnología muy útil sobre todo si se va a conducir en circuito o si el conductor se siente preparado para hacer drifting a lo Ken Block en su Miata. Si los sitios vacíos son un lienzo para ti o te apetece meter el coche en barro, este sistema te será muy útil. 

Fuente: CarBuzz

Lecturas recomendadas

Imagen de perfil de monica.rd

Mónica Redondo

Colaboradora

Periodista por vocación. Mis pasiones: la automoción y la información.

Buscador de coches