Skip to main content

Noticia

Prueba: Volkswagen Golf GTI TCR. ¡Del circuito a la calle!

prueba Volkswagen Golf GTI TCR

Esta es la nueva versión culmen del Volkswagen Golf GTI. Con el nombre “GTI TCR”, toma el testigo al Golf GTI Clubsport, y desde ya, se pueden hacer pedidos por unos 40.000 euros. Las siglas vienen de la serie de competición. Prueba: Volkswagen Golf GTI TCR.

prueba Volkswagen Golf GTI TCR



Estrena frontal con un nuevo faldón. Y al igual que el Golf R, este Volkswagen incorpora dos refrigeradores de agua añadidos. Detrás vemos un nuevo difusor y dos escapes, uno a cada lado. Por un precio extra se puede adquirir con escape de titanio Akrapovic. Un nuevo espoiler de techo tiene la misión de mejorar el agarre al asfalto el eje trasero. Tras las llantas de 18 pulgadas, o las opcionales de 19, hay un sistema de frenos específico de TCR con discos perforados y pastillas especiales.

VÍDEO: El Golf GTI más bruto de todos 

No te pierdas: prueba del Volkswagen Golf GTI contra sus rivales

Por dentro, los acabados son impecables. El volante es de cuero perforado en los lados, lo que mejora aún más el agarre respecto al GTI normal. Lleva unos asientos deportivos TCR exclusivos, muy confortables también para viajes largos. Tiene costuras rojas, igual que el pomo de la palanca del cambio DSG. Por lo demás, apenas se diferencia de otros modelos de la gama.

¡Arrancamos!

prueba Volkswagen Golf GTI TCR


El conocido 2.0 TSI rinde en el GTI TCR nada menos que 290 CV. Una potencia que ya tenía el anterior GTI Clubsport, aunque solo la mantenía 10 segundos, para volver a sus 265 originales. El par máximo del nuevo TCR es de 370 Nm, y lo entrega entre 1.600 y 4.300 vueltas. La velocidad máxima está limitada a 250 km/h, pero si lo deseas, puedes surprimir el tope electrónico, en cuyo caso llega a los 265 km/h. Lleva un diferencial con bloqueo en el ehe delantero para mejorar la tracción y, opcionalmente, puedes rebajar la altura en 20 milímetros.

No te pierdas: Novedades 2019

La respuesta del cambio DSG nos ha impresionado. Pasa de 0 a 100 km/h en solo 5,6 segundos (solo cuatro décimas más tarde que el de competición), y el 100 a 200 lo hace en un suspiro. La acción del diferencial, unida a su dirección extremadamente precisa, permite un guiado por trazados de curvas muy veloz, sin apenas esfuerzo.

Prueba del Volkswagen GTI TCR

En modo Normal es mucho más cómodo de lo esperado en un coche asi. Pero es que ni siquiera en Sport la respuesta llega a volverse demasiado seca por asfalto en mal estado. Eso es gracias, cómo no, al buen hacer de su chasis adaptativo DCC.

¿Cuál es tu coche ideal?
 

Y además