Noticia

A bordo

¿Están seguros nuestros datos en los coches conectados?

¿Están seguros nuestros datos en los coches conectados?

Sara Soria

15/07/2015 - 09:04

Los fabricantes de vehículos afirman limitar los datos personales y de nuestro coche con sus socios estratégicos como Google y Apple. El motivo es que los coches conectados ponen en duda la privacidad de nuestros datos cuando conectamos el teléfono móvil con el vehículo.

Los fabricantes de automóviles están limitando el acceso de sus socios Google y Apple a los datos personales y de nuestro vehículo. Estos gigantes tecnológicos lo tienen fácil para conocer nuestros gustos, nuestros hábitos… Al conectar nuestro teléfono móvil con el sistema de infoentretenimiento del vehículo pueden conocer aspectos privados de nuestra vida.

Esta situación no gusta a los clientes y por este motivo los fabricantes están ‘levantando muros’ para restringir el acceso a estos datos. Google y Apple ya están ganando dinero con los propietarios de smartphones proporcionándoles una gran variedad de servicios musicales y publicidad dirigida y es seguro que con la conectividad de los automóviles se les abre otro campo muy apetitoso. De hecho los fabricantes estiman que los datos del vehículo podrían generar miles de millones de dólares en el comercio electrónico.

No te pierdas: 5 claves antes de comprar tu coche conectado

Los sistemas de conectividad CarPlay de Apple y Android Auto de Google se están generalizando en el mercado de automoción por lo que algunos fabricantes ya han anunciado que no proporcionarán datos del vehículo a estas compañías tecnológicas. "Tenemos que proteger nuestra capacidad de crear valor", dijo Don Butler, director ejecutivo de Ford Motor Company.


General Motors estima generar 350 millones de dólares de ingresos en un período de tres años gracias a las conexiones de datos a alta velocidad que está instalando en sus vehículos. Consultor AlixPartners prevé que los ingresos de los coches conectados crezcan unos 40.000 millones de dólares al año en todo el mundo para 2018.

Las compañías de automóviles aprovecharán estos datos a bordo de sus vehículos por ejemplo para ofrecer servicios de planificación de viajes, reparación de automóviles y servicios de información relacionados con los concesionarios. También esperan trabajar conjuntamente con las aseguradoras para que éstas puedan personalizar sus tarifas en función del comportamiento del conductor al volante.

Algunos fabricantes han apostado por utilizar los servicios de conectividad de Google o Apple y otros en cambio han preferido desarrollar sus propios sistemas, como en el caso de Ford o Audi, que así afirman tener mayor control sobre los datos.

No hay políticas claras ni una normativa sobre el uso de los datos que se pueden obtener de los coches conectados. Algunos fabricantes afirman que están compartiendo los datos mínimos que afectan al buen desarrollo de funciones como el sistema de navegación. Volkswagen, en cambio, está ofreciendo más datos a Apple y Google, a los que considera socios estratégicos. “Proporcionamos los datos necesarios para el buen funcionamiento de las aplicaciones y la experiencia de usuario”, dijo un portavoz de VW.

Sobre estas cuestiones las compañías tecnológicas responden. "Al igual que con todos nuestros productos, CarPlay está construido desde cero para proteger la privacidad usando las mismas garantías líderes en la industria que ya trabajan en el iPhone", dijo Apple en un comunicado. "Todos los datos son anónimos, no está conectado con otros servicios de Apple, y no se almacena por Apple, por lo que no se puede construir un perfil sobre el conductor o sus viajes."

Por su parte, Google dice que su objetivo es integrar los datos desde el coche con las características de Android Auto "para una experiencia de conducción mejorada."

Fuente: Europe.autonews.com



Lecturas recomendadas

Sara Soria

Periodista especializada en motor

Buscador de coches