Skip to main content

Noticia

Primera vuelta en el Audi e-tron. ¿El eléctrico definitivo?

Vuelta en el Audi e-tron

El debut mundial del Audi e-tron, un coche completamente nuevo, está cerca: el 17 de septiembre, Audi lo presentará en sociedad en San Francisco. Y llegará a los concesionarios a finales de este año. Nosotros ya hemos rodado en un modelo de preserie, eso sí, en el asiento del copiloto. Te contamos la primera experiencia. Primera vuelta en el Audi e-tron. ¿El eléctrico definitivo?

VÍDEO: ¡Rodando por las calles de Ginebra!

Audi anuncia una autonomía de más de 400 kilómetros, y su rival natural será el Tesla Model X. Para esta primera vuelta nos hemos movido hasta Copenhague, y me preocupa que alguna bicicleta se nos eche encima. ¡Este coche no suena absolutamente nada! Es cierto que esta sensación de calma absoluta se acentúa en el interior, por su acristalamiento reforzado, que aísla aún más del exterior. 

El Audi monta dos motores eléctricos, uno delante y otro detrás, y en el suelo del vehículo están las baterías de 95 kWh, algo que viene muy bien para la rigidez del conjunto, y para su aplomo en carretera, ya que baja el centro de gravedad. 

Acelera mucho... Y ni me entero

Cuando el e-tron sale hacia delante con toda su fuerza, lo único que percibo del motor es un leve siseo. Solo su afinas mucho el oído puedes oír, muy lejanamente, algún ruido aerodinámico o de rodadura. Esto es porque la marca ha invertido mucho dinero y esfuerzo en la acústica: solo el eje trasero lleva triple aislamiento.

El e-tron es un compendio tecnológico. Lleva cámaras en lugar de espejos retrovisores exteriores. La imagen se proyecta en dos pantallas laterales a derecha e izquierda, ubicadas en los revestimientos de las puertas, justo encima de los tiradores. Y lo más increíble es que se ve perfectamente, aunque sea de noche o el sol deslumbre intensidad. La definición es brutal gracias a que emplean tecnología OLED. Todo esto es opcional, claro, y habrá que pagar un extra por ello. 

Vuelta en el Audi e-tron

Pero llevará muchas cosas de serie: por ejemplo el cockpit con dos pantallas táctiles, que ya conocemos del Audi A6 o el Audi A8. La de arriba para el sistema multimedia, la de abajo para el climatizador y la regulación de los asientos. Si no quieres desviar la vista de la carretera, tienes el cockpit virtual frente a ti, y añade un head up display con mucha información. 

La base del Audi Q5

La carrocería tiene el formato del Audi Q6, pero está montada sobre la plataforma del Audi Q5. Mide 4,90 metros de largo, 1,62 de alto y 1,94 de ancho. Las delgadísimas luces de LED tras las tulipas serán la seña de identidad de los futuros modelos eléctricos de la marca. 

El techo, inclinado en su sector trasera, estará equipado con celdas solares. Audi ha invertido mucho en la aerodinámica de su e-tron. Así, cuando llega a los 120 km/h, la carrocería desciende en 26 milímetros. El coeficiente aerodinámico es de 0,28 Cx, lo que ayuda a maximizar la autonomía. 

La capacidad del acumulador de energía estará entre los 70 y 105 kWh, con una autonomía por encima de los 400 kilómetros, según anuncia la marca. Y Audi adelanta que el e-tron podrá alimentarse en las estaciones de carga rápida de 150 kWh. El media hora, lo suficiente como para poder realizar un trayecto largo. 

¿El precio? Para Alemania anuncian un precio de partida de 66.000 euros, con lo que será claramente más barato que un Tesla Model X equivalente. La marca planea tener ya tres modelos completamente eléctricos para 2020. 


 

Lecturas recomendadas