Skip to main content

Noticia

Por fortuna, ¡solo dos costillas rotas!

Por fortuna, ¡solo dos costillas rotas!

Cuando veas el vídeo que te traigo, vas a alucinar. No solo por las imágenes encía; sino porque el protagonistas solo se rompió dos costillas…

Hay gente con muy mala suerte. O con muy buena, según se mire. Hay que tener mala suerte para ser peatón, ir paseando tranquilamente por la calle, y que de repente te pase esto:

Pero, si se mira por el otro lado, dentro de la gravedad del asunto, el hombre salió casi ileso; solo se rompió dos costillas… Buena suerte, a la postre.

Fuente: Carbuzz

Lecturas recomendadas