Skip to main content

Noticia

Motor

Pocos lo saben, pero es importante: así hay que colocar los brazos en el volante

como sentarse de forma correcta al volante_volante
Al volante, las manos a las 10 y 10 y sin cruzarlas al girarlo
Fabricante
-

Axel Springer Spain

Adoptar una correcta postura al volante es una de las primeras lecciones prácticas que todo aspirante a conductor recibe en la autoescuela. Con el paso de los años, las buenas costumbres se olvidan y son pocos los que tienen en cuenta cómo hay que colocar los brazos en el volante.

Conducir con el asiento demasiado alejado o el respaldo reclinado en exceso no solo puede dar lugar a problemas físicos (especialmente si pasas muchas horas al volante); también pueden incrementar el riesgo de lesiones en caso de sufrir un accidente de tráfico.

Es por eso que regular a qué altura está el volante o a qué distancia está el asiento son acciones que deberíamos repetir antes de poner en marcha el motor, especialmente si compartimos el coche de manera habitual.

Cómo colocar los brazos en el volante

La postura correcta para conducir es aquella en la que, con la espalda bien apoyada en el respaldo y con el brazo extendido, la muñeca llegue a apoyar sobre la parte superior del volante. De esta manera, los brazos irán ligeramente flexionados algo que, de acuerdo con los expertos del RACE, es clave "para conducir con precisión, sensibilidad, firmeza y comodidad y así maniobrar bien". 

Hay que tener cuidado con no despegar los hombros del respaldo al realizar este ajuste. De lo contrario, el cuerpo no tendrá la sujeción correcta y el conductor terminará por agarrar con demasiada fuerza el volante lo que le dificultará las maniobras. 

Las mejores fundas de volante que puedes comprar para tu coche

Ten en cuenta que el coche ofrece una serie de ayudas para colocar bien el volante. Todos los coches llevan ajuste en altura del volante; algunos también incluyen ajuste en profundidad, que permite regular el volante en función de la inclinación del respaldo.

A la hora de ajustar la altura, hay que cuidar que las rodillas no rocen con el volante, y que este permita una buena visualización del cuadro de instrumentos y de la carretera.

Por último, es muy importante saber colocar las manos en el volante. Se recomienda en la posición diez y diez, imaginando que el volante es la esfera de un reloj. Y al maniobrar hay que evitar sujetar el volante por abajo o cruces los brazos innecesariamente. 

Y además