Skip to main content

Noticia

Pisar la hierba en Nürburgring puede hacer que beses la valla

accidente nurburgring
Pobre Mini.

Nürburgring es un imán de accidentes, algo lógico porque cuenta con todos los ingredientes para ello: gran afluencia de vehículos, pilotos en ocasiones inexpertos y un trazado que se las trae. Digamos que no es el mejor circuito en el que cometer despistes ya que hasta uno pequeño, como pisar ligeramente la hierba, puede hacer que acabes mal.

VÍDEO: Los 900 CV del Mustang de Gittin derrapando en el circuito de Nürburgring

Que se lo digan al conductor de este Mini Cooper S que, entrando en la zona conocida como Brünchen, comete un pequeño desliz que rápidamente desemboca en un choque frontal que, aunque en primera instancia no parezca tan espectacular como otros accidentes que hemos visto, sí que es muy fuerte.

¿Suerte o manos? Menuda salvada en Nürburgring

El Mini entra en la curva de derechas, que tampoco es muy cerrada, más rápido de lo debería y, debía a subviraje, no consigue mantenerse en el asfalto. Sale por el lateral izquierdo de la carretera y pisa primero el piano y después la hierba donde, para evitar irse contra el muro, corrige la dirección, aunque se pasa de la raya y acaba entrando al asfalto de nuevo pero prácticamente en perpendicular.

Da la casualidad que la parte de la valla interior contra la que va a chocar de manera frontal está abierta (suponemos que es un acceso), por lo que el impacto es directo y tan fuerte que acaba levantando al coche, sobre todo su zaga, y éste acaba aterrizando dentro, con el morro bastante dañado y el eje delantero y la rueda derecha totalmente destrozados. Por suerte ambos ocupantes salen por su propio pie del compacto británico.

¿Quieres saber cuál es tu coche ideal?

Y además