Skip to main content

Noticia

Nunca habrías imaginado un X5 de seis ruedas y solo dos puertas

BMW X5 seis ruedas

Nautiluz Creation, conocido por sus trabajos con sistemas de sonido, ha creado posiblemente la versión más salvaje del SUV.

En el mundo del tuning, como en el de los talleres, hay preparadores especializados en las más diversas áreas. Algunos son conocidos por sus extravagantes kits de carrocería, otros destacan por potenciar de maneras increíbles los motores… sea de la especialidad que sea, lo normal es que cada uno se quede en su parcela, haciendo lo que mejor se le da, por eso sorprende cuando uno se atreve con algo distinto, y todavía más si su primer proyecto es una auténtica locura. Nautiluz Creation, habitual de los sistemas de sonido para automóviles, ha decidido transformar un BMW X5 de una manera que nunca se había visto.

Nuevo BMW X5 2018: reduce peso, consumo y es más dinámico

El primer paso del proyecto fue convertirlo en un “cupé” de dos puertas. ¿Cómo? Eliminando los pilares B y fusionando las puertas delanteras y las traseras, creando una única en cada lado de una longitud que debe rondar los dos metros. Es de suponer los refuerzos que ha necesitado la estructura para aguantar el peso, pero, como la cabra tira al monte, el creador aprovechó para llenarlas de altavoces y subwoofers.

Superada la primera fase, con la que el X5 ya era más que llamativo, decidieron hacer el más difícil todavía: transformarlo en una suerte de limusina alargando tanto bastidor como carrocería y añadiendo un tercer eje detrás del trasero. El resultado, un monstruoso todocamino que, si bien no está a la altura de bestias de la talla del Mercedes G63 6x6, atrae todas las miradas por su imagen y, si no, ya se encargan su potente equipo de sonido.

Fuente: Carscoops.

Lecturas recomendadas