Skip to main content

Noticia

Nissan Qashqai 2018, ¿mejor diésel o gasolina?

Prueba Nissan Qashqai 1.3

El Nissan Qashqai 2018, ¿es mejor en diésel o en gasolina? Si te encuentras en este callejón aparentemente sin salida, te ayudamos a que conozcas la mejor opción.

Es probable que ante la incertidumbre que está ocasionando todo lo relacionado con el coche diésel y las prohibiciones que están llevando a cabo muchos gobiernos autonómicos, tu próxima compra sea la de un vehículo de gasolina, un híbrido o un eléctrico. Sin embargo, existen modelos para los que las opciones son algo más limitadas, como es el caso de los SUV. En esta ocasión, te voy a ayudar respondiendo a la pregunta de si el Nissan Qashqai 2018 es mejor en diésel o en gasolina.

No te pierdas: Prueba Nissan Qashqai 1.3 DIG-T 140 CV: más rápido y eficiente

Los SUV, que tan de moda están estos últimos años, son vehículos más grandes y, por lo general, más pesados. Esto provoca que los consumos no sean tan bajos como cabría esperar de un vehículo moderno, por lo que la realidad golpea de nuevo cuando elegimos erróneamente la motorización que más nos conviene. Hoy nos vamos a centrar en el renovado Nissan Qashqai, el cual está actualmente disponible con dos motores de gasolina y otros dos diésel.

Vídeo: Así es el nuevo Nissan Qashqai:

Nissan Qashqai 2018, ¿diésel o gasolina?

Actualmente, el SUV más vendido de Nissan está disponible con cuatro propulsores diferentes. Por un lado, tenemos dos unidades de gasolina que se basan en el mismo motor de cuatro cilindros y 1.33 litros turboalimentado con dos niveles de potencia: 140 y 160 CV. El par motor es de 240 y 260 Nm, respectivamente, y los consumos medios homologados se cifran en 5,3 litros a los 100 kilómetros en ambos motores. Además, las emisiones de CO2 se fijan en 121 gr/km.

Por otro lado, el Qashqai diésel también es una opción para quien busque una motorización de gasóleo. En este caso, también encontramos dos propulsores diferentes. El primero es el 1.5 dCi de 115 CV y 260 Nm de par motor que homologa un consumo medio de 3,8 litros a los 100 km y unas emisiones de solo 100 gr/km de CO2. El segundo es una unidad 1.6 dCi de 130 CV y 320 Nm de par, con un consumo medio de 4,4 litros/100 km y unas emisiones de 116 gr/km. Tanto la transmisión automática CVT Xtronic como el sistema de tracción total tan solo están disponibles para este último motor diésel.

¿Qué interesa más?

La elección del motor más apropiado depende siempre del uso que vayamos a hacer del vehículo. En este caso me remito a lo que te indicaba al principio de estas líneas. El consumo es un factor determinante en un SUV, ya que los motores de gasolina elevarán la cifra debido al mayor peso y volumen del coche. Sin embargo, es la elección más interesante si vas a recorrer pocos kilómetros anuales por los costes de mantenimiento. 

Por el contrario, si eres de los que vas a superar los 25.000 kilómetros al año, la opción más interesante es el Nissan Qashqai 2018 con motor diésel. Su bajo consumo hace ideal el 1.5 dCi, pero si quieres tracción total o prefieres la caja de cambios automática, tendrás que pasar al 1.6 dCi. El elevado par motor de 320 Nm moverá con soltura la carrocería del SUV japonés.

Lecturas recomendadas