Skip to main content

Noticia

El Nissan GT-R y el Ford Mustang se unen en un solo coche

El Nissan GT-R y el Ford Mustang se unen en un solo coche

El Nissan GT-R y el Ford Mustang se unen en un solo coche en esta espectacular preparación. El estilo clásico del Ford Mustang fastback de 1970 se une a la mecánica de precisión del Nissan GT-R para crear uno de los coches más interesantes que hemos visto en años. Incluso llegó a estar presente en SEMA Show de Las Vegas 2016.

No te pierdas: Ford Mustang Boss 302: ¿nos lo han adelantado?

¿Estás preparado para un concepto de vehículo inusual y sorprendente? Entonces debes saber que el Nissan GT-R y el Ford Mustang se han unido en un solo coche, una visión particular de Jerry Fan, un propietario y entusiasta que buscaba un vehículo que combinara lo mejor de ambos coches. El resultado fue expuesto en el SEMA Show de Las Vegas 2016 y llamó la atención de los asistentes.

Por un lado, el Nissan GT-R R35 es un coche capaz de reunir toda la precisión de la ingeniería japonesa en solo vehículo. Es uno de los deportivos más eficaces y avanzados de los últimos años y esto se ve reflejado en la popularidad del modelo, las diferentes preparaciones que hemos visto y los innumerables récords y registros que nos ha brindado. Sin embargo, lo que no es habitual es desechar la mayor parte del coche cuando se quiere crear algo con el GT-R.

Vídeo: todos los detalles del restyling del Nissan GT-R 2017:

Sin embargo, el Ford Mustang es ese coche que a todos nos gusta en mayor o menor medida, una muestra desmesurada del músculo americano, un referente para todo. Pero es la primera generación, el Mustang clásico, el que realmente suscita pasiones, el que realmente interesa a todo el mundo. Por ello, adoptar un Mustang fastback de 1970 para un proyecto es una táctica bastante habitual.

Jerry Fan decidió entonces crear un solo coche uniendo las bondades de ambos. El chasis, el motor y la transmisión de un GT-R, junto a la carrocería y la mayor parte del interior del Mustang fastback. Si ya estás haciendo conjeturas del resultado, en este enlace encontrarás varias imágenes, e incluso un vídeo en acción, de esta criatura que su propietario ha bautizado como Muzilla (Mustang y Godzilla). 

Debemos remarcar que el Mustang y el Nissan GT-R tan solo comparten la distancia entre ejes en su fabricación y que son dos vehículos totalmente opuestos en cuanto a prestaciones y estilo. Pese a ello, Jerry ha conseguido que todo case a la perfección, con una pintura Calypso Coral que baña toda su carrocería, detalles en negro, como las llantas o el enorme splitter delantero, y un interior de inspiración clásica que incorpora diferentes elementos del GT-R.

Fuente: Super Street Online

Lecturas recomendadas