Skip to main content

Noticia

Un Nissan GT-R de 3.500 CV se pone a prueba en el banco de potencia

Nissan GT-R de 3.500 CV

El juguete de Extreme Turbo Systems.

Carreras de aceleración tenemos muchas y continuamente, pero los aficionados a las competiciones en el drag stripe seguramente recuerden 2017 por un enfrentamiento muy peculiar, el que algunos preparadores tuvieron para conseguir tener el Godzilla más rápido del mundo. Extreme Turbo Systems es uno de ellos, y para la nueva temporada ha conseguido crear un Nissan GT-R de 3.500 CV.

Pero hagamos memoria. Durante todo el pasado curso cada poco tiempo uno de los preparadores conseguía marcar un nuevo récord con su criatura, hasta que el GT-R de ETS consiguió, en una carrera en la que el deportivo acabó descontrolándose mucho (aunque al final no paso anda), batir el récord del mundo al cruzar la línea del cuarto de milla bajando de los 7 segundos, marcando un tiempo de 6,91 a 195 mph, que en cristiano son, 313 km/h.

Los 3 peores rivales del Nissan GT-R

Por aquel entonces el animalito tenía ya la friolera de 2.700 CV de potencia, cifra más que impresionante pero que palidece en comparación con la que maneja ahora. El taller ha mostrado al Nissan GT-R en el banco de potencia, haciendo dos arrancadas a fondo. En la primera consigue 3.046 CV (incluso salta una pieza desde el capó en el proceso) y en la segunda se queda en 3.008.

¿Pero no se trataba de un Nissan GT-R de 3.500 CV? Claro, es que hay que tener en cuenta que el banco de potencia mide los caballos que llegan a las ruedas, que normalmente sufren una pérdida de entorno al 20% respecto a lo que genera el motor debido al rozamiento y el funcionamiento de todos sus componentes mecánicos.

Con esto en mente solo queda esperar para saber qué nuevo récord conseguirá establecer este Godzilla en las carreras de cuarto de milla.

¿Quieres saber cuál es tu coche ideal?

Lecturas recomendadas