Skip to main content

Noticia

Motor

Los neumáticos del BMW M8 han sido desarrollados específicamente por Pirelli

BMW M8 neumáticos Pirelli
Los neumáticos del nuevo BMW M8 han sido desarrollados específicamente por Pirelli como parte de una asociación que dura ya muchos años.

Ser el responsable de calzar una bestia de la carretera como el BMW M8 es una misión que no está a la altura de todos. Por ello, BMW recurrió a una asociación que dura ya muchos años para que creara unas cubiertas específicas para su nuevo deportivo, disponible tanto en carrocería coupé, como en cabrio y gran coupé de cuatro puertas. Los neumáticos del nuevo BMW M8 han sido desarrollados específicamente por Pirelli.

 VÍDEO: Prueba a FONDO BMW M8 COMPETITION, 625 CV y 192.000 euros

No te pierdas: El BMW M8 MotoGP Safety Car se une a la flota de seguridad del campeonato

Estos neumáticos a medida son los que cubren las llantas del BMW M8, un deportivo con un motor V8 biturbo de 4.4 litros que entrega dos niveles de potencia, 600 CV y 625 CV en la variante Coupé, así como un par motor de 750 Nm que es común ambas versiones. El motor se asocia a un cambio automático M Steptronic de ocho velocidades que envía la potencia al asfalto a través de un sistema de tracción total M xDrive con diferencial activo.

Pirelli desarrolló en exclusiva los neumáticos del BMW M8

Además, las prestaciones del nuevo deportivo de BMW están a la altura de estas especificaciones, por lo que pasa de cero a 100 km/h en 3,2 segundos y alcanza una velocidad punta de 250 km/h limitada electrónicamente, o de 305 km/h con el paquete opcional M Driver. Como es lógico, un rendimiento a este nivel requiere de piezas de altas prestaciones, incluyendo unos neumáticos creados específicamente para el BMW M8.

Vídeo: ¡Los tenemos! El BMW M8 Coupé y M8 Cabrio ¡en movimiento!:

El encargado de desarrollarlos ha sido Pirelli, quien eligió su famoso modelo P Zero y, utilizando su “filosofía de ajuste perfecto”, adaptó el neumático para que coincida con las características de conducción del M8, ajustándolo con precisión en armonía con el chasis del coche. Los neumáticos están homologados por BMW (lucen una estrella en los laterales) y ofrecen un mayor rendimiento en mojado y en seco, bajo frenada y en la pista si los comparamos con los P Zero estándar.

Los ajustes incluyeron la adaptación del patrón de la banda de rodadura, que además de alterar las características de conducción, optimiza el nivel de ruido cuando el coche va en movimiento. También se utilizaron diferentes construcciones de capas en la estructura del neumático delantero (275/35 ZR20) y en el neumático trasero (285/35 ZR20). Los delanteros tienen una estructura de carcasa simétrica, mientras que los traseros tienen una estructura asimétrica.

Y además