Skip to main content

Noticia

Motos

Las motos han terminado para siempre en la vida de Max Biaggi

Max Biaggi

A Max Biaggi le ha marcado su accidente en supermotard en el que su vida estuvo en riesgo. El ex piloto de MotoGP no quiere saber nada más sobre montar en moto y a partir de ahora se dedicará a la formación.

El Circuito de Jerez inicia las obras para su cambio de asfalto

Las motos han terminado para siempre en la vida de Max Biaggi. Así lo ha asegurado el piloto romano después de recuperarse del grave accidente que sufrió mientras practicaba supermotard y que puso en riesgo su propia vida. Biaggi tuvo que ser intervenido en un pulmón y aseguró que "tuve miedo a morir"

Conforme Biaggi va concediendo más entrevistas y declaraciones sobre su accidente, nos damos cuenta de las complicadas condiciones médicas a las que tuvo que hacer frente pese a que las noticias explicaban que su pronóstico era grave, aunque no se temía por su vida: "Escuché al doctor decir, te voy a ser honesto Biaggi, tienes un 20% de probabilidades de sobrevivir. Tenemos que operarte de inmediato". 

Vídeo: Conoce el tráiler del videojuego oficial de MotoGP

Tanto es así que Biaggi tuvo una visión en la que se le apareció la famosa luz que suele ser la antesala a la muerte: "Se me apareció una luz y me vi a mí mismo de pequeño junto a mi madre Olga. Después observé a mi padre Pietro, mi primera moto y mi primera patada a una pelota. Enseguida quise quitarme esa visión de encima porque no me quería ir tan pronto". 

Durante su estancia en el hospital, Max Biaggi no puede agradecer más a su pareja, Bianca Atzei, el tiempo que ha pasado junto a él, sobre todo en los momentos en los que su salud era más delicada: "Ha estado hasta 15 horas seguidas cuidándome. Las palabras no son suficientes, solo valen los gestos: no creo en el matrimonio, pero quiero tener un hijo con ella. De hecho, tal vez dos".

Lecturas recomendadas