Noticia

Mercedes CLS AMG Shooting Brake

Alejandro Palomo

10/07/2012 - 13:51

Mercedes anuncia la versión vitaminada para su futuro familiar coupé: el Mercedes CLS AMG Shooting Brake. Llegará en octubre y su propulsor, el famoso 6.3 AMG, contará con dos escalas de potencia: 525 CV y 557 CV.

La marca de la estrella ha anunciado la futura inclusión en su catálago de la potente versión Mercedes CLS AMG Shooting Brake. De esta forma, su inminente Mercedes CLS Shooting Brake, que saldrá a la venta en otoño, se asegura destacar más aún entre sus futuros rivales.

Los candidatos como posibles competidores podrían ser el BMW Serie 5 GT o, quizá algo más por concepto, el Jaguar XF Sportbrake. Con esta versión, el Mercedes CLS AMG Shooting Brake se aleja más aún de la posible competencia, ya que lo único capaz de hacerle cara -por espacio y por potencia- sería el contundente Audi RS 6.

El nuevo modelo de la filial deportiva de Mercedes, AMG, incorpora el mismo propulsor que monta por ejemplo el Mercedes ML 63 AMG, o el Clase E 63 AMG. El V8 biturbo 5.5 L que, en este modelo, cuenta con dos escalas diferentes de potencia, con 525 o 557 CV, con unas cifras de par de 700 y 800 Nm respectivamente. Con estas figuras, el conjunto es capaz de completar el 0-100 km/h en 4,4 segundos (una décima menos para la versión más potente) y ambos poseen la misma velocidad máxima de 250 km/h, puesto que está limitada electrónicamente. Se desconoce aún su peso final, pero sí sus consumos y emisiones: necesita 10,1 litros cada 100 kilómetros y expulsa 235 gramos de CO2 a la atmósfera cada vez que recorra uno.

El eje delantero del Mercedes CLS AMG Shooting Brake ha ganado algunos centímetros en anchura para adaptarse a las exigencias de su nuevo carácter (56 mm), así como la caída negativa de sus cuatro ruedas, que es ahora más pronunciada. La nueva suspensión AMG RIDE CONTROL que añade, puede adoptar tres posiciones diferentes: Confort, Sport y Sport Plus. De la misma manera ocurre con la transmisión deportiva AMG SPEEDSHIFT MCT de siete relaciones; capaz de funcionar a su vez en cuatro modos distintos: C (Controlled Efficiency, en la que su función Start/Stop está siempre activa), S (Sport, en la que sus marchas se estiran algo más), S+ (Sport Plus: la aguja del cuenta vueltas sube aún más) y M (donde todo el control sobre las marchas recaerá sobre las levas situadas tras el volante).

En el interior cuenta con cuero nappa en todas sus plazas, volante deportivo AMG con cuero vuelto, asientos deportivos y las inserciones específicas a las que acostumbran los deportivos de la filiar de Mercedes.

Opcionalmente, el Mercedes CLS AMG Shooting Brake podrá montar frenos cerámicos con mayor resistencia a la fatiga, llantas AMG de 19 pulgadas, diferencial autoblocante trasero y acabados interiores y exteriores en fibra de carbono.

El Mercedes CLS AMG Shooting Brake saldrá a nuestro mercado en octubre de este mismo año y vendrá acompañado de una versión especial ‘Edition 1’ limitada, que aportará 32 CV extra y 100 Nm más de par a su motor, pintada en el color específico Designo Magno Allanite Grey que has podido ver arriba en la galería.

Lecturas recomendadas

Imagen de perfil de Alejandro Palomo

Alejandro Palomo

Colaborador

No concibo una vida sin coches. Desde los 18 son mi forma de vida y espero que lo sean siempre. Como buen aficionado los clásicos empiezan a llamarme

Buscador de coches