Skip to main content

Noticia

Motor

El Mercedes-AMG G63 de Posaidon llega a los 940 CV

Mercedes-AMG G63 Posaidon
La bestia, todavía más bestia.

El Mercedes-AMG G63 es, sin lugar a dudas, uno de los todoterrenos más salvajes que jamás haya rodado por la superficie de la Tierra. Hasta tal punto es así que podemos afirmar sin dudarlo que va sobrado, lo suficiente como para no necesitar ayuda extra de ningún preparador, aunque Posaidon ha decidido ‘meter mano’ en el alemán y llevarlo a un nivel incluso superior.

Pongamos como punto de partida las prestaciones con las que sale de serie: monta un bloque 4.0 V8 biturbo que desarrolla 585 CV y 850 Nm de par, lo que le permite acelerar de 0 a 100 km/h en 4,5 segundos, así como alcanzar una velocidad máxima (si equipa el AMG Driver’s Package) de 240 km/h.

Prueba: Mercedes-AMG G 63, todavía más descomunal

Pues bien, el preparador ha trabajado con el propulsor, realizando importantes modificaciones, entre ellas un remapeado de la ECU y el reemplazo de los dos turbocompresores, consiguiendo una mejor admisión de aire y un aumento de la presión. Esto tiene consecuencias más que sensibles, ya que el bloque ahora desarrolla 940 CV y 1.278 Nm de par máximo, un salto descomunal gracias al cual el Mercedes completa el sprint en 3,6 segundos y puede llegar hasta 280 km/h.

Para ser capaz de parar, ha sido necesario mejorar el sistema de frenos, que es un 40% más ligero que el que equipaba de serie, es carbocerámico y cuenta con discos de 420 mm mordidos por pinzas de 6 pistones en el eje delantero y con discos de 360 mm detrás con pinzas de cuatro pistones.

A nivel visual los únicos cambios que ha añadido Posaidon son aquellos que podían aportar algún tipo de funcionalidad: luces LED en el techo que mejoran la visibilidad y salidas de aire en el capó para refrigerar el motor del Clase G.

Y además