Skip to main content

Noticia

Motor

Manthey Racing mejora el Porsche 718 Cayman GT4

Porsche 718 Cayman GT4 Manthey Racing
Una puesta a punto todavía más radical.

Manthey Racing no es ningún extraño a los modelos de Porsche. En 2018 su 911 GT2 RS se convirtió en el modelo más rápido en dar una vuelta a Nürburgring, también ha “metido mano” al GT3 RS y ahora ha puesto su objetivo en el hermano pequeño de la familia, aunque en versión vitaminada: el Porsche 718 Cayman GT4.

El preparador ha cambiado tanto su imagen, de manera muy discreta, optimizando su aerodinámica, como sus componentes mecánicos en orden de mejorar su rendimiento en circuito.

Prueba: Porsche 718 Cayman GT4 (2019). ¡Seis cilindros atmosférico!

Los cambios estéticos son sutiles, pero apreciables, como las llantas BBS forjadas de gran tamaño acabadas en tono dorado, la rejilla protectora de las tomas de aire, el deflector del aire o los soportes del alerón trasero.

A nivel mecánico, el Porsche incorpora una suspensión tipo coilover regulable tanto en altura como en dureza y un juego de frenos de alto rendimiento con un compuesto específico desarrollado para competición.

No hay ninguna referencia a cambios en el motor, así que asumimos que el Porsche 718 Cayman GT4 de Manthey Racing mantiene intacto el bloque de serie, que es un bloque 4.0 de aspiración natural que desarrolla 420 CV de potencia y 420 Nm de par máximo, que se puede asociar a una caja de cambios manual de seis marchas o a una automática PDK de siete relaciones y con el que acelera de 0 a 100 km/h en 4,4 segundos y alcanza una velocidad máxima de 304 km/h.

Y además