Noticia

Estilo de vida

Los 10 mercados de Navidad más tentadores de Europa

Mónica Redondo

07/12/2015 - 12:48

Ya está aquí la Navidad y con ella algunos días libres para que puedas viajar. Para ayudarte en la decisión del destino te traemos los 10 mercados de Navidad más tentadores de Europa. No es fácil ponerse de acuerdo sobre los mercadillos más bellos del continente, sin embargo, ésta es nuestra propuesta. Entre los destinos destacan Alemania, Francia y Dinamarca.

No te pierdas: Los 10 destinos más impresionantes para despedir el 2015

Los mercados de Navidad son un lugar especial de obligada visita durante estos días. Es muy complicado quedarse únicamente con 10, pero quizás estos son los 10 mercados de Navidad más tentadores de Europa. Entre los destinos destacan Alemania, Francia, Dinamarca o la República Checa. Y, si prefieres no moverte del país, aquí tienes los 10 mejores mercadillos navideños de España.

Mercado de Navidad de Nuremberg

Los mercados de Navidad más espectaculares de Europa los encontramos en Alemania, algo que atrae la curiosidad de millones de turistas del continente. No existe una sola ciudad en todo el territorio que no cuente con su particular mercadillo, aunque, en opinión de una gran mayoría, el más bonito no sólo del país sino de Europa es el de Nuremberg, cuyos orígenes se remontan al siglo XVII.

Situado en la Rathausplatz -la plaza más céntrica de la ciudad-, cuenta con numerosos puestos callejeros donde comprar todo tipo de productos de artesanía, objetos de decoración y dulces navideños, entre los que destacan las irresistibles lebkuchenherz, las galletas en forma de corazón que adornan todos los rincones. Es obligatorio degustar el lebkuchen, el delicioso pan de especias, u otras especialidades como la torta de miel o la de pimienta, los clásicos bratwurst y, por supuesto, el delicioso vino caliente, que ayuda a combatir el frío imperante. Este mercado de aroma medieval permanecerá abierto hasta el 24 de diciembre.

Mercado de Navidad de Praga

Si buscas un mercado de Navidad romántico, tu destino es Praga. Y es que el centro histórico de la capital de la República Checa se engalana con múltiples mercadillos ofreciendo una imagen espectacular, aunque los puntos neurálgicos se localizan en la Staromestske namesti (la plaza Vieja) y la Vaclavske namesti (la plaza de Wenceslao). Un gigantesco árbol de Navidad traído de las montañas de Krkonose, al norte del país, y un belén a tamaño natural presiden la plaza Vieja, que se llena de vistosas casetas de madera que ofrecen todo tipo de artículos de decoración navideña y objetos artesanales elaboradas a mano, como juguetes, curiosidades de cristal, o pequeñas joyas. Vale la pena acercarse hasta los puestos de comida para degustar alguna de las especialidades gastronómicas típicas, como las castañas acompañadas de ponche caliente, las mazorcas de maíz o las deliciosas salchichas. El mercado de Navidad de Praga permanecerá abierto hasta el 1 de enero de 2016.

Mercado de Navidad de Estrasburgo

La estampa que ofrece Estrasburgo en Navidad resulta realmente espectacular. Y es que el espíritu del mercado más antiguo de Francia -sus orígenes se remontan a 1570- se extiende por todos los rincones de la ciudad. La influencia alemana en esta zona se percibe en calles y edificios engalanados, villancicos, conciertos y un sinfín de espectáculos que atraen anualmente a miles de turistas de todo el mundo.

Aunque son numerosos los mercadillos que proliferan en la capital de Alsacia, el más emblemático es, sin duda, el Christkindelsmärik  que se instala junto a la portalada de la catedral y los edificios históricos adyacentes, cuya iluminación nocturna impresiona por su belleza...Visitarlo es la ocasión perfecta para adquirir originales regalos navideños en las numerosas casetas que ofrecen objetos de cerámica, manteles, cristal y detalles decorativos típicos de la zona, y probar el tradicional bretzel -el pan de especias en forma de corazón-, pasteles y vino caliente, ideal para hacer más soportables las bajas temperaturas que imperan en esta época del año.

El mercado permanecerá abierto hasta el último día del año, aunque sus organizadores advierten que, por cuestiones de seguridad, el programa puede sufrir alteraciones.

Mercado de Navidad de Tallín

A pesar de su corta vida -empezó a organizarse en 2001- el mercado de Navidad de Tallin se ha ganado por mérito propio ser considero uno de los mejores de Europa. Situado en una atmósfera de cuento de hadas, en el entorno medieval de la adoquinada plaza del Ayuntamiento (Raekoja plats) teñida de blanco, reúne más de 50 encantadoras casetas de madera alrededor de un enorme árbol de Navidad. En ellas podemos adquirir desde cuencos de madera o mimbre hasta sombreros de fieltro de lana, pasando por utensilios de cerámica, cristalería o velas.

Como suele ser habitual en estas latitudes, el frío se combate con una extensa oferta gastronómica, en la que no faltan sopas calientes, salchichas, chucrut, mazapán, frutos secos, galletas… todo ello acompañado de vino caliente que vierten en grandes barriles. Los organizadores del mercadillo de la capital de Estonia no se olvidan de los más pequeños y organizan para ellos un delicioso zoológico infantil, ni de la música, presente a través de grupos de canto y baile tradicionales. El mercadillo de Tallin se mantiene abierto hasta el 8 de enero de 2016.

Mercado de Navidad de Budapest

Como en otras ciudades europeas, Budapest cuenta con distintos mercadillos diseminados por la capital, aunque el más importante es el que se instala en la plaza Vorosmarty y sus alrededores, presidio por un gran árbol, una corona de Adviento y un hermoso belén tallado. El mercado reúne más de un centenar de casetas de madera que ofrecen todo tipo de delicias típicas, como el bejgli -un pastel de Navidad relleno de frutos secos-, el langos -un tipo de pan muy popular en Europa Central- el strudel, las galletas de jengibre, el vino Tocai, o el aguardiente de albaricoque. No faltan tampoco los puestos de artesanía ni la música popular. Y es que el folkore está muy presente en las calles de Budapest las semanas previas a la Navidad.

A corta distancia, junto a la basílica de San Esteban, encontramos otro mercadillo más pequeño, pero con un gran encanto sobre todo por la noche, cuando un sofisticado juego de luces ilumina el templo. La la misma plaza se instala además una pequeña pista de patinaje para niños. Aunque el calendario de mercados de Budapest difiere de un espacio a otro, el último de ellos permanece abierto hasta el 3 de enero.

Mercado de Navidad de Copenhague

La capital danesa se convierte en una ciudad de cuento al llegar Navidad. El mercado de Nyhavn, en el puerto antiguo, ofrece una imagen pintoresca, con docenas de casetas alineadas a lo largo del muelle, iluminadas con luces de colores. Pasear por la zona repleta de construcciones del siglo XV como telón de fondo proporciona un plus de vistosidad. En los puestos es posible comprar souvenirs, regalos típicos navideños y delicias como el glogg, una bebida caliente parecida al glühwein alemán, ideal para ayudar a soportar las bajas temperaturas.

Sería imperdonable visitar Copenhague las fechas previas a Navidad y no acercarse hasta el parque de Tivoli, convertido en peculiar mercadillo propio de un relato de Hans Christian Andersen. Árboles iluminados, casetas con productos artesanales, muñecas de madera y porcelana, y degustaciones típicas se complementan con una oferta lúdica envidiable: la posibilidad de patinar en el lago helado, pasear en ponis –algo pensado exclusivamente para los niños-, o visitar el país de los duendes. El mercado de Nyhavn permanece abierto asta el 22 de diciembre, mientras que el de Tivoli se prolonga hasta el 3 de enero.

Mercado de Navidad de Bruselas

El mercado de Navidad de la capital europea es, probablemente, el acontecimiento anual que atrae a más visitantes a la ciudad. Turistas de todo el mundo descubren sorprendidos la interminable fila de alrededor de 250 puestos de madera que este año se extiende desde la incomparable Grand Place -donde se ubica el espectacular árbol- hasta la Monnaie, incluyendo en el recorrido vías como la rue Henri Maus y el eje Bourse-de Brouckère. Y es que los Plaisirs d’Hiver regresan de nuevo a Bruselas con mil y una propuestas lúdicas y con un invitado especial: Túnez, en un guiño al proceso democratizador emprendido por el pías africano.

Como suele ser habitual, el mercado ofrece todo tipo de productos de artesanía, bebidas y alimentación, aunque lo que posiblemente muchos esperen encontrar -y no marcharán decepcionados-, es el afamado chocolate belga. Además del mercadillo, la oferta de actividades es infinita, con actuaciones musicales, desfiles, concursos, pista de patinaje sobre hielo instalada junto al Mercado del Pescado, y paseos en la emblemática noria que se eleva 55 metros sobre el cielo de Bruselas , que permite disfrutar de hermosas vistas. Bruselas mantendrá abierto su mercado de Navidad hasta el 3 de enero de 2016.

Mercado de Navidad de Basilea

El de Basilea es uno de los mayores mercados de Navidad del país. Más de 180 casetas de madera a modo de chalés alpinos se extienden desde la Barfüsserplatz hasta la Münsterplatz, dos de las plazas más céntricas del casco antiguo ofreciendo artículos navideños, de colección, artesanales y un amplio surtido gastronómico local. Sobresalen algunas maravillas como los afamados basler läckerli –delicias de Basilea-, pan de jengibre elaborado con harina de trigo, miel, fruta confitada y frutos secos, gofres o raclette suiza, salchichas asadas, acompañadas de glühwein, vino especiado caliente.

La cultura está muy presente durante el Adviento, con conciertos, exposiciones especiales en museos y actividades infantiles, talleres... Todo ello en un ambiente de cuento. El mercado permanecerá abierto hasta el 23 de diciembre.

Mercado de Navidad de Aachen

Cada año las plazas y callejuelas alrededor de la Catedral de Aquisgrán, el primer Patrimonio de la Humanidad por la UNECO de Alemania, se convierten en el Adviento en un acogedor paraíso con melodías navideñas y aromas seductores. El mercado de Navidad de Aquisgrán es conocido mucho más allá de los límites de la ciudad y atrae cada año a 1,5 millones de visitantes. Horarios del mercado de Navidad: hasta el 23 de diciembre de lunes a domingo de 11:00 a 21:00 horas.

Mercado de Navidad de Múnich

Invita a disfrutar en torno a la plaza Marienplatz, con el Ayuntamiento histórico. Unos metros más adelante encontrará el mercado de belenes más grande de Alemania. Allí encontrará todo lo que se necesita para un Nacimiento. Y cuando la música en directo resuena a diario desde el balcón del Ayuntamiento, estará sumergido de lleno en la experiencia del Adviento. En el taller celestial los niños se transforman, con trajes brillantes y alas doradas, en pequeños ángeles mientras hornean, dibujan y hacen manualidades.

Mientras recorre las callejuelas entre los puestos navideños, es posible que se tope con el obispo Nicolás y su acompañante Krampus. Así se revive una tradición alpina de 500 años de antigüedad. No olvide enviar sus saludos navideños con el sello postal Christkind de la oficina de correos del Niño Jesús, antes de dirigirse a la romántica y autóctona plazoleta de las estrellas en el mercado Rindermarkt, llena de brillantes estrellas en los árboles y de música navideña. El mercado de Navidad en el barrio de los artistas, de más de 1.200 años de antigüedad, en Múnich-Schwabing se caracteriza por la presencia de artistas y artesanos. 

En el siguiente vídeo podrás ver el Mercado de Navida de Munich:

Fuente: La Vanguardia

Lecturas recomendadas

Imagen de perfil de monica.rd

Mónica Redondo

Colaboradora

Periodista por vocación. Mis pasiones: la automoción y la información.

Buscador de coches