Skip to main content

Noticia

La lista de los medicamentos que SI afectan a la conducción

La lista de los medicamentos que SI afectan a la conducción
Noelia López

Algunas medicinas tienes efectos adversos que las hacen incompatibles con la conducción. Porque producen somnolencia, aturdimiento e, incluso, alteraciones visuales, esta es la lista de los medicamentos que SÍ afecta a la conducción. Aunque el médico no te haya advertido, si los tomas, será mejor que cedas a otro tu puesto al volante.

A estas alturas no es necesario insistir en que los medicamentos al volante pueden ser peligrosos. Es cierto que no todos. Si te duele la cabeza y te tomas un paracetamol no habrá problema en que, acto seguido, cojas el coche (lo harás mucho mejor, incluso); pero si el médico te ha prescrito un tratamiento contra la ansiedad o la depresión, por ejemplo, es importante que sepas que las pastillas que tomas tienen una serie de efectos adversos incompatibles con la conducción.

La recomendación es preguntar siempre al médico antes de iniciar un tratamiento y si te automedicas consultar el prospecto para saber si puede ser peligroso para la conducción.

Por Ley, las medicinas prohibidas por la DGT deben llevar en el envase el siguiente símbolo (en el prospecto se detallan cuáles son las razones por las que no podrás conducir mientras estés bajo tratamiento):

Los seis medicamentos con los que NO podrás conducir

Hace tiempo, la DGT analizó los 15 principios activos presentes en los medicamentos que más se venden en España. Descubrió que seis de ellos producen tales efectos adversos que los hacen incompatibles con la conducción. Son estos:

1. Metamizol Sódico

De acuerdo con la Wikipedia, el Metamizol Sódico, también conocido como dipirona, es un fármaco perteneciente a la familia de las pirazolonas, cuyo prototipo es el piramidón. Es utilizado en muchos países como un potente analgésico, antipirético y espasmolítico. Se utiliza para tratar dolores fuertes y fiebre.

Este medicamento resulta especialmente peligroso porque de un analgésico no se suelen esperar alteraciones de la concentración y los niveles de reacción; pero está demostrado que en dosis altas (dentro de las recomendadas por el médico) sí las produce.

2. Lorazepam

El Lorazepam es un medicamento que pertecene a la familia de las benzodiacepinas de alta potencia. Sirve como ansiolítico, amnésico, sedante e hipnótico, anticonvulsivo y relajante muscular.

Sobra decir que conducir bajos sus efectos es altamente peligroso.

3. Metformina

La Metformina es un tratamiento muy empleado contra la diabetes, pues ayuda a controlar la cantidad de azúcar en sangre.

4. Tramadol

Este medicamento forma parte de la familia de los analgesicos opioides; su prospecto advierte de que su uso "puede disminuir la capacidad mental y/o física necesaria para realizar tareas potencialmente peligrosas (p.ej. conducir un coche o utilizar máquinas), especialmente al inicio del tratamiento, tras un aumento de la dosis o un cambio de formulación".

5. Alprazolam

Al igual que el Lorazepam, el Alprazolam es una benzodiacepina que se utiliza para combatir ataues de ansiedad, de pánico, estres intenso... Como tiene efecto hipnótico aumenta la somnolencia y reduce la capacidad de reacción.

6. Lormetazepam

Su acción es similar a la del Lorazepam y el Alprazolam, pero se usa para tratamientos menos continuados. Sus propiedades: ansiolítica, anticonvulsiva, sedante, amnésica y relajante muscular.

Imagen de perfil de Noelia López

Redactora de AutoBild.es

Yo escribo porque pienso que tú me lees

Lecturas recomendadas