Skip to main content

Noticia

Coches autónomos

La industria de los coches autónomos ve la crisis del coronavirus como un impulso

Coches autónomos y coronavirus

¿Puede sacar el sector del motor algo positivo de la crisis del coronavirus? Puede que sí. Ya son varios los directivos de la industria que ven la situación propicia para que los coches autónomos reciban un buen impulso. A pesar de que diferentes estudios han mostrado que los conductores todavía desconfían de ellos, lo cierto es que podrían ser una buena solución en casos de aislamiento como el que vivimos.

EEUU aprueba por primera vez el despliegue de miles de vehículos autónomos

Si uno se para a pensar en este tipo de vehículos dentro del contexto actual, lo cierto es que la idea tiene sentido. La razón es simple: al carecer de conductor, serían una herramienta válida y útil para que los habitantes de las distintas ciudades pudieran, por ejemplo, ir a hacer la compra sin la necesidad de exponerse al riesgo de contagio por Covid-19. Yendo un poco más lejos, los coches autónomos podrían, incluso, llevarles a casa todo aquello que necesiten evitando, así, las tiendas llenas de gente o el contacto con determinadas superficies y objetos como un carro de la compra.

Esta idea que han puesto sobre la mesa no es tan descabellada como pensamos. Hace dos años, la cadena de supermercados estadounidense Walmart puso en marcha un programa piloto de la mano de los coches autónomos Nuro. En Houston, Texas, sus robotaxis empezaron a hacer entregas autónomas y no hace tanto que el Departamento de Transporte de EEUU (DTO), que viene a ser algo así como nuestro ministerio de Fomento, dio luz verde permitir a este tipo de repartos a domicilio.

Coches autónomos y coronavirus

Un impulso

Tal y como recoge Carscoops, Ryan Chin (CEO de Optimus Ride) cree que la crisis causada por el coronavirus será una buena oportunidad para aquellas marcas que han apostado por los coches autónomos: “Estas compañías están posicionadas para salir de Covid-19 mucho más fuertes que antes”. No es el único que augura un futuro brillante para este tipo de coches. Anuja Sonalker, CEO de Steer Tech, hizo unas declaraciones en la misma línea: “Ha habido una clara inclinación hacia la tecnología sin contacto y sin humanos. No en vano, los humanos son peligrosos biológicamente hablando y las máquinas no”.

A pesar de estas positivas visiones sobre los coches autónomos, todavía falta mucho tiempo para que su desarrollo sea más redondo y, sobre todo, para que lleguen a las diferentes sociedades y se asienten en ellas convirtiéndose en una opción más para los conductores y el resto de ciudadanos. Y, por desgracia, no serán una solución de movilidad para la actual crisis del coronavirus.

Y además