Skip to main content

Noticia

Motor

La increíble historia del Alfa Romeo Montreal

Alfa Romeo Montreal 1972 trasera

Uno de los "alfa" más bonitos.

El pasado 2020 el Alfa Romeo Montreal cumplía medio siglo de vida. Y hablamos de 50 años desde que se pusiera a la venta, pues si historia comienza años atrás. La Feria Mundial de 1967 se convertiría en el escenario perfecto para presentar un concepto exclusivo que asombraría al mundo. Fue la propia organización la que invitó a Alfa Romeo a que lo hiciera. Y lo hizo, tanto que lo hizo. De ese concept nacería el Alfa Romeo Montreal.

Gandini fue el indicado para trabajar en el diseño del modelo. El mismo creó una carrocería coupé con detalles únicos. En su piel destacaban elementos como los faros o las rejillas, un Gandini que a sus 30 años había creado un nuevo estudio de diseño. El diseñador era joven pero tenía experiencia, pues en su haber contaba con el diseño del Lamborghini Miura, uno de los mejores Lamborghini de la historia. 

alfa romeo montreal

El prototipo contaba con una carrocería de una longitud de solo 4,22 metros, contando entonces con unas dimensiones muy compactas. No era un biplaza pero los asientos traseros estaban disponibles solo para emergencias o para niños. Contaba con llamativas entradas de aire ubicadas detrás de las puertas y un portón trasero de vidrio para disfrutar del motor. Esta solución finalmente no llegaría al concepto.

Los prototipos recibieron el nombre no oficial de Montreal, un coche que ganó gran popularidad en la exposición. La misma duró seis meses, y con una afluencia de público importante, recibía unas 50.000 personas diarias, a la marca le llovieron las peticiones. Diariamente recibía correos para consultarles si ese modelo llegaría a producción. Se vieron prácticamente obligados a hacerlo.

Así es el Alfa Romeo Tonale 2022: con motores de gasolina, diésel y un enchufable

Y los trabajos se iniciaron. Los ingenieros tenían orden de respetar el prototipo en la medida de lo posible, utilizando el chasis del Alfa Romeo Giulia para darle vida. De esta forma la carrocería de Marcello Gandini solo se modificó ligeramente. Se mantuvo el sistema que se ponía en marcha cuando encendíamos las luces. Y es que esta tecnología contaba con dos listones que se plegaban mecánicamente y liberaban las cuatro ópticas.

Para la parte mecánica se confió en un V8 que ofrecía nada menos que 200 caballos de potencia a 6.400 rpm. Era capaz de declarar una velocidad máxima de nada menos que 220 km/h con un sonido que recordaba a los Alfa Romeo de competición. El corazón contaba con avanzados sistemas como el suministro de aceite con lubricación por cárter seco que buscaba poder colocar el motor en una posición más baja.

Alfa Romeo Montreal

De la misma forma, se instaló un sistema de inyección mecánica de Società Pompe Iniezione Cassani & Affini (SPICA) que suministraba gasolina a los ocho cilindros. El motor estaba instalado en la parte delantera y mandaba la fuerza a las ruedas traseras gracias a una transmisión deportiva de cinco velocidades del fabricante alemán ZF. El eje trasero contaba con un diferencial de deslizamiento limitado.

En 1970 comenzaría su andadura, y a pesar de ser uno de los Alfa Romeo más interesantes para comprar actualmente en su momento no tuvo demasiado éxito. Solo se construyeron y comercializaron 3.925 unidades hasta 1977, un coche que actualmente puede llegar a costar en el mercado de segunda mano unos 90.000 euros. 

Y además