Skip to main content

Noticia

F1

El increíble enfado de Alonso tras el GP de Canadá

Enfado de Alonso en Canada
Motorsport Images

Al final solo se llevó dos puntos y, con todo lo que pasó, parecen muchos.

Fernando Alonso terminó el Gran Premio de Canadá con un increíble enfado después de haberse visto afectado, entre otros contratiempos, por un problema de motor. El asturiano estaba seguro al finalizar la carrera de que podría haber luchado por el podio con Lewis Hamilton, pero esta vez la suerte tampoco estuvo de su lado.

Alonso vio la bandera a cuadros en el séptimo puesto, igualando su mejor resultado esta temporada, pero después del final del GP de Canadá tuvo que acudir a la sala de comisarios para declarar por una defensa ante Valtteri Bottas que, según la FIA, superaba los límites del reglamento al haber realizado el español varios cambios de dirección.

Al final Alonso fue noveno y solo sumó dos puntos, lo que sabe a poco si tenemos en cuenta la magistral vuelta que hizo el sábado para clasificar en segunda posición. Mucho antes de ser sancionado, durante la vuelta de reconocimiento una vez acabada la carrera, se vio a Alonso muy enfadado, golpeando en varias ocasiones el volante de su Alpine A522.

Y es que todo lo que pudo salir mal durante el GP de Canadá, salió mal. Después de decidir no entrar en boxes tras el primer Virtual Safety Car, Alonso no pudo aprovecharse del segundo para hacer una parada menos costosa en cuanto a tiempo, ya que terminó antes de que llegase al pit-lane. Debido a ello, se quedó más tiempo en pista esperando otro incidente y desgastó en exceso los neumáticos.

Al final de la carrera, cuando rodaba tras Esteban Ocon y se disponía a atacarle, Alpine le pidió que no lo hiciera y que ambos mantuvieran la posición hasta el final. Alonso respondió diciendo que "incluso con problemas en recta soy cien veces más rápido este fin de semana". 

La reacción de Verstappen al ver a Alonso segundo en Canadá

VIDEO

Carlos Sainz roza la gloria en Canadá

Si bien en ese momento no lo sabíamos, porque lo desveló en sus declaraciones posteriores, el bicampeón sufría un problema en la parte eléctrica del motor que le hacía perder entre ocho décimas y un segundo por vuelta. Y aún, así, no le dejaron ir a por Ocon... quizás porque, como vimos en el GP de Arabia Saudí, pueden saltar chispas entre ellos dos si se vuelven a cruzar.

Una vez más esta temporada, los problemas afectaron al coche de Alonso, y lo hicieron en el peor fin de semana posible, puesto que el asturiano tenía ritmo para estar arriba, como mínimo entre los cuatro primeros. A pesar de la mala suerte con la estrategia, el problema de motor y la sanción, se llevó un par de puntos a casa. ¡Con todo lo que ocurrió, parecen muchos!

Y además