Skip to main content

Noticia

Hyundai Nexo: 800 kilómetros a base de hidrógeno

Hyundai Nexo

Hidrógeno al poder.

El Hyundai Nexo supone el siguiente paso de la marca coreana en la apuesta por el hidrógeno. Se acaba de presentar en el CES Las Vegas 2018 y, lejos de ser un prototipo, se trata ya de un modelo de producción que se pondrá a la venta este mismo año aunque, eso sí, solo en ciertos mercados donde esta tecnología goza de una mayor aceptación.

Es un SUV de grandes dimensiones que se sitúa en la gama del fabricante coreano por encima del Tucson y ha sido desarrollado sobre una plataforma específica que, según la firma, hace que sea más ligero y espacioso que el Tucson FCV, el otro modelo de hidrógeno que comercializa el fabricante.

Así funciona la pila de combustible de Hyundai

Y es respecto al todocamino compacto con el que la propia marca realiza muchas comparaciones para destacar que se trata de un mejor y más completo vehículo. Gracias a su motor eléctrico de 160 CV y 394 Nm de par, tiene una mejor relación peso/potencia que el Tucson, más par, su aceleración es un 25% más rápida y completa el 0-100 en un 20% menos de tiempo, 9,5 segundos.

Con una autonomía real del 600 km

No solo eso, el sistema de almacenaje de hidrógeno está mejor integrado, pesa menos y ocupa menos espacio; pero a pesar de ello ofrece una mayor autonomía: homologa según el ciclo NDEC 805 kilómetros del alcance, por lo que un uso real será más cercano a los 600 km.

Y dejando a un lado su naturaleza mecánica, el nuevo Nexo de Hyundai llega cargado en el ámbito tecnológico, con diversos elementos que son novedad absoluta. Uno de ellos es el Blindspot View Monitor, un sistema que utiliza cámaras de gran angular para mostrar imágenes de los laterales y la trasera del vehículo que no se pueden ver en los retrovisores convencionales. El conductor las puede ver en una pantalla situada en el cuadro de instrumentos.

Hyundai Nexo: con todos los asistentes de conducción

En cuanto a asistentes de conducción, estrenará por primera vez el Lane Following Assist, que corrige la dirección para mantener al Nexo en el centro del carril tanto en ciudad como en autopista a velocidades de 0 a 150 km/h. Actúa en conjunto con el Highway Driving Assist, que mapea los alrededores para ajustar de manera automática la velocidad. Por último, también cuenta con una función de aparcamiento remoto.

Coche eléctrico o coche de hidrógeno, ¿cuál interesa?

Lecturas recomendadas