Noticia

El Honda CR-V 2018 se presentará en Ginebra

Honda CR-V 2018
Alex Morán

Con versión híbrida.

La nueva generación del Honda CR-V 2018 ha retrasado su debut europeo, pero ha elegido la cita por excelencia del viejo continente, el Salón de Ginebra 2018, para estrenarse. Lo hará con un motor de gasolina pero, lo más importante, también en forma de Honda CR-V híbrido, una versión inédita hasta la fecha.

VÍDEO: Honda CR-V 2018, por esto nos gusta

No es la primera vez que oímos hablar de esta versión híbrida, pero la marca todavía no ha desvelado cuáles serán sus especificaciones finales, por lo que todas las especulaciones apuntan a una evolución derivada del sistema que empleaba el prototipo que se presentó en septiembre del año pasado.

El concept utilizaba el sistema i-MMD (Intelligent Multi-Mode Drive) que combinaba un motor gasolina 2.0 tetracilíndrico con un pequeño propulsor eléctrico y con un generador, todo ello asociado a una caja de cambios con una única marcha. En su día Honda no desveló la potencia de conjunto.

Todas las novedades del Salón del Ginebra 2018

Lo que si anunció Honda es que el Intelligent Multi-Mode Drive era capaz, por si mismo, de seleccionar de manera inteligente cuál de sus tres modos de conducción es el más apropiado en cada momento. Así, el EV Drive es 100% eléctrico y no produce emisiones, el Hybrid Drive utiliza el motor de gasolina para mover el generador y dar energía al bloque eléctrico, y por último el Engine Drive, en el que el propulsor de combustión es el protagonista y cuenta con apoyo del eléctrico en momentos puntuales.

En cuanto a la variante convencional de gasolina, todo apunta a que utilizará el conocido motor 1.5 Turbo VTEC que ya monta el Honda Civic. También se baraja que esté disponible con una caja de cambios manual de seis relaciones y con una CVT, aunque por el momento se desconoce cuál será su potencia. Eso sí, el Honda CR-V 2018 no se ofrecerá con ninguna opción diésel.

Todo sobre el Honda CR-V

Redactor

Crecí viendo deportivos japoneses en los 90, los echo de menos y me decanto por los import nipones. El Nissan Fairlady Z 432 es mi amor platónico.

Lecturas recomendadas