Skip to main content

Noticia

Motor

La historia del... Tiburón que cambió la vida de Citroën

DS Tiburón

Han pasado 65 años desde que el DS Tiburón se presentó en el Salón del Automóvil de París de 1955 con una estética y una serie de innovaciones inéditas en aquella época. En ese momento pocos imaginaban que aquel modelo iba a marcar un antes y un después convirtiéndose en uno de los iconos del siglo XX, sobre todo en Francia. Tanta fue su impronta que hoy en día su influencia sigue estando vigente, pero ¿cuál es la historia del coche que cambió la vida de Citroën?

André Lefèvre (ingeniero) y Flaminio Bertoni (diseñador y escultor) unieron fuerzas para concebir un modelo que fuera sinónimo de diseño y de innovación, pero también de lujo. El objetivo es que cuando los personajes públicos de cualquier índole tuvieran que elegir un vehículo, éste fuese el DS Tiburón.

DS Tiburón

Su interior: un referente

Desde los años 30, ambos habían puesto su sello en distintos coches, aunque con esta creación iban a romper los moldes empleados hasta ese momento. Lefèvre y Bertoni buscaron la manera de mezclar tecnología y estética creando un estilo único. Lo lograron con un diseño en el que las formas eran un reflejo de las soluciones técnicas, la aerodinámica y el confort. El DS Tiburón resultaba atractivo en todos sus frentes.

Su exterior emulando las facciones de un escualo sigue siendo aún reconocible y el interior todavía es un referente en ergonomía: el conductor podía acceder a todos los mandos del sin tener que soltar el volante, algo que en 1955 fue toda una novedad. Comodidad aparte, el habitáculo del DS Tiburón destaca por sus detalles y su sensación de espacio, algo que lograron gracias a la particular forma del techo, a los montantes el parabrisas o las ventanillas sin marco, entre otros.

DS Tiburón

Las tecnologías del DS Tiburón

Dejando la parte estética a un lado y teniendo en cuenta que hemos viajado 65 años en el tiempo, el DS Tiburón era un coche con un alto nivel de tecnología para su época. Contaba con suspensión hidroneumática, dirección asistida, frenos de disco o una caja de cambios hidráulica.

  • Suspensión hidroneumática: sustituyeron los muelles por esferas, que en la parte superior contenían nitrógeno para dar flexibilidad teniendo en cuenta las irregularidades de las calles y carreteras. Esto mejoraba tanto el comportamiento del coche como su confort.
  • Dirección asistida: la tecnología y la precisión que lograron fueron sorprendentemente modernas para la época.
  • Frenos de disco: era algo que sólo se había visto en las 24 Horas de Le Mans y el DS Tiburón los equipó de serie. Hasta los años 60 no se popularizaron y en los 70 se convirtieron en un elemento generalizado en los vehículos.
  • Caja de cambios hidráulica: además de poner en marcha el motor, permitía pasar las cuatro velocidades y la marcha atrás con movimientos muy cortos.

Todo sobre Citroën

Modelos de Citroën más populares

Ver todos los modelos

Y además