Skip to main content

Noticia

Coches clásicos

La historia del BMW E38

BMW Serie 7 E38

Todo un clásico entre las berlinas de representación.

El BMW E38 responde al BMW Serie 7 de 1994. Se trata del código interno que utiliza la marca, una designación con la que podemos tener en la mente rápidamente la carrocería de un modelo de la marca. En particular, esta edición de la berlina de representación de BMW supuso un avance en lo que a tecnología y diseño se refiere, siendo la tercera generación del gran navío de la marca bávara.

No te pierdas: '3 razones para comprar un coche automático y una para no'

El interior del BMW E38

El diseño del BMW E38 es inconfundible. Se trata de una berlina de corte clásico con líneas rectas y figura seria. Su interior, como no podía ser de otra manera viniendo de un modelo de este segmento, era muy lujoso y refinado, encontrando en este espacio algo que es muy difícil ver en la actualidad en este tipo de coches, una palanca de cambio manual. Los remates en madera y el cuero eran sin duda los grandes protagonistas.

En el equipamiento del BMW E38 destacaban los faros de xenón. Y es que la marca bávara se adelanto a sus competidores con esta tecnología siendo el primer vehículo de producción en incorporar este tipo de iluminación. El salto en este apartado fue notable, incluyendo sistemas muy avanzados en la época como eran los sensores de lluvia, sistema automático de climatización o sistema de navegación por satélite.

BMW E38
Un interior muy lujoso y avanzado en la época

Igualmente, el BMW Serie 7 E38 destacaba por su nivel de seguridad. Al conjunto de airbags se sumaban los laterales y los de cortina que se sumaban al sistema de protección SPH. Los asientos, con función eléctrica, incorporaban además un sistema confort para mejorar la comodidad y reducir la fatiga.

BMW E38 740i

Entre los motores del BMW E38 destacaba el BMW 740i, una de las opciones más interesantes de la gama gasolina. Esta versión montaba un motor V8 de 32v de 4.0 litros de cilindrada. El cubicaje se vio modificado con los años aunque la potencia siempre rondó la mismas cifra, unos 286 caballos de potencia. Podía elegirse con cambio manual de seis velocidades o con uno automático de 5 relaciones, un coche capaz de ponerse de 0-100 km/h en menos de 7 segundos.

BMW E38 750i

El BMW 740i E38 era un gran coche, aunque el BMW 750i era harina de otro costal. Bajo la piel aristócrata del teutón se escondía un potente V12 de una cilindrada superior a los 5.0 litros. Cifraba unos 326 CV y casi 500 Nm de par, una berlina de dos toneladas con la que colocabas el velocímetros a 100 km/h en 6,6 segundos.

BMW Serie 7 E38
Jeremy Clarkson se lo pasó muy bien con uno de ellos

BMW E38 740d

Esta versión diésel del BMW Serie 7 de tercera generación era la más potente. El BMW 740d contaba con un motor V8 de 32v, con inyección directa, turbo e intercooler. Desarrollaba unos 245 caballos de potencia en la última versión ofrecida, un motor capaz de ofrecer nada menos que 560 Nm de par para catapultar a la berlina de 2.035 kg.

BMW E38 Alpina

A la conocida Alpina no le bastaba la versión V12 del BMW Serie 7 así que se puso manos a la obra. Sobre la base de este modelo creó una auténtica bestia devora autovías con un corazón de más de 400 caballos de potencia. La empresa mejoró el bloque de doce cilindros para aumentar su cilindrada y con ello su potencia y par motor, alcanzando los 424 caballos de potencia y los 600 Nm de par.

Vale, con este coche no podías subir tu carretera de montaña favorita como lo hacía un Volkswagen Golf GTI. No era precisamente ligero, era pesado y poco amigo de las curvas. Pero sí podías hacer un viaje transcontinental sin darte cuenta, con una suavidad, un nivel de confort y un estilo que ningún otro podía igualar.

BMW E38 de segunda mano

BMW Serie 7 E38
La gran berlina de BMW en los noventa

Es relativamente sencillo encontrar unidades del BMW E38 a la venta en el mercado de segunda mano. Se trata de un coche que fácilmente recorre 300.000 km. con mantenimientos normales. Una berlina fiable, fabricada para viajar y con la que puedes convivir durante largos años. En el mercado de segunda mano puedes encontrar unidades en buen estado desde 4.000 euros. Eso sí, si buscas las más exclusivas deberás subir tu presupuesto. Hace poco salió a subasta un BMW E38 Alpina por unos 25.000 euros.

Y además