Skip to main content

Noticia

Motos

Hecatombe de Ducati en Australia: ninguna moto en el top-10

Mal día para Ducati en el GP de Australia

Tras un año muy consistente, Ducati vivió una auténtica pesadilla en Phillip Island. Ninguna montura italiana logró cruzar la bandera a cuadros dentro del top-10.

Valentino Rossi: "Si este es el juego de ahora, jugaremos"

Hecatombe de Ducati en Australia. Ninguna moto en el top-10 en un fin de semana aciago para todos los pilotos de la fábrica transalpina. Una demostración clara de que las características técnicas de Phillip Island no beneficiaron en ningún momento a las Desmosedici. De todos los pilotos, el que claramente salió más perjudicado fue Andrea Dovizioso

El italiano se encontraba inmerso en la pelea por el título junto a Marc Márquez. Salvo el viernes, donde Dovizioso terminó en tercera posición, en ningún momento se ha visto que el transalpino tuviese el nivel de otras carreras, el mismo que le estaba permitiendo aguantar el empuje de Márquez. Finalmente 'Dovi' finalizó 13º y se dejó 22 puntos por el camino, lo que hace que la diferencia ahora sea de 33 y que Marc Márquez tenga su primera bola de partido en Malasia el próximo fin de semana. 

VÍDEO: Claves MotoGP Australia 2017

Sin embargo, al igual que Dovizioso, todos los pilotos de Ducati sufrieron mucho en 'La Isla'. Jorge Lorenzo, por ejemplo, sólo pudo finalizar en una discreta 15ª posición y viéndose superado por el piloto checo Karel Abraham, que pilota una Ducati de hace dos temporadas. Por otro lado, el otro piloto con una GP17, Danilo Petrucci, ni siquiera entró en los puntos y finalizó penúltimo sólo por delante del debutante Broc Parkes. 

Otro hecho que demuestra los problemas de Ducati en la pista australiana fue que Scott Redding terminó como el mejor piloto Ducati de la carrera. Dejando a un lado el hecho de que superó a Dovizioso en la última vuelta y le arrebató un punto, el británico fue capaz de ser el más competitivo con la montura italiana del año pasado, la GP16

Una verdadera lástima para Ducati, que durante todo el 2017 había demostrado ser una moto muy consistente y fiable, una faceta en la que incluso se situaba por encima de Honda y Yamaha. Falló en el día menos indicado para hacerlo y el resultado ha sido que Dovizioso tiene muy complicado pelearle el título a Márquez hasta Valencia.

Lecturas recomendadas