Skip to main content

Noticia

Motor

Así hay que actuar ante un vehículo prioritario en un atasco

Vehículo prioritario

Imagina que estás en un atasco y, de repente, escuchas las sirenas de un coche de la Policía o de una ambulancia… y los nervios se disparan. Es una reacción lógica, pero peligrosa si no sabes cómo hay que actuar en estas situaciones: apartarse de forma atropellada no es la solución porque, entonces, generas otra situación de riesgo… y además complicas la circulación. Para prevenir estos escenarios, te explicamos cómo hay que actuar ante un vehículo prioritario en un embotellamiento.

No te pierdas: Cinco cambios de ley que en 2020 afectarán a todos los conductores

En primer lugar vamos a recordar qué es lo que nos dice la normativa: el artículo 67 del Reglamento General de Circulación explica que tienen prioridad de paso sobre el resto. Además, pueden circular superando los límites de velocidad, no están obligados a respetar las normas y señales de tráfico y pueden llevar a cabo maniobras como dar marcha atrás o circular en sentido contrario en autopistas o autovías. Lo que sí tienen que respetar sin excepción alguna son las directrices de los agentes de tráfico. Por todo esto, deben usar obligatoriamente luces y señales acústicas para advertir de su presencia.

De esta manera, cuando los veamos o escuchemos, tendremos que colaborar para que lleguen cuanto antes al destino en el que tienen que cubrir la correspondiente emergencia. El problema es que en un atasco, aunque no lo parezca, podemos encontrarnos en diferentes escenarios. Vamos a repasarlos para que en cualquiera de ellos, los nervios no nos jueguen una mala pasada.

Atasco

Prevención

Una de las formas más sencillas de ayudar a un coche de la Policía, a un camión de Bomberos o una ambulancia es adelantándonos a lo que puede suceder. Cuando estemos circulando y nos encontremos con un atasco, lo más adecuado es no cambiar de carril constantemente, avanzar sin movimientos bruscos y respetar la distancia de seguridad con el vehículo que va delante. Sí, es complicado hacer realidad estos consejos… pero si un vehículo prioritario aparece, nos lo agradecerá.

La forma de circular

Cuando un vehículo de emergencia se acerque, lo más aconsejable es mantener la trayectoria que llevabas y disminuir la velocidad. Si vas a realizar alguna maniobra, no olvides señalizarla para que todo el mundo conozca tus intenciones. Además, si es posible, se recomienda apartarse a la derecha y detenerse. Si no puedes, atiende y obedece a las indicaciones que te dé el propio vehículo prioritario.

Atasco

Corredores de emergencia

En el momento en el que quedamos atrapados en un embotellamiento, nuestros movimientos quedan limitados. ¿Cómo actuar ante un vehículo prioritario cuando no podemos dejar libre el carril por el que circula? Creando un carril temporal o corredor de emergencia… siempre y cuando haya dos o tres carriles por sentido. Para ello y manteniendo siempre la calma, los coches que están a la izquierda se desplazan en esa dirección coordinadamente y los que están situados en la derecha, hacen lo propio en ese sentido. Así se da forma a una vía central por la que podrán circular sin problemas.

Vías de doble sentido

A veces, la maniobra del punto anterior no es posible porque sólo hay un carril para cada dirección. En estos casos, independientemente del sentido de la circulación y de la parte de la vía en la que estemos, tendremos que apartarnos a la derecha tanto como podamos; si es necesario, se podrá invadir el arcén. De esta manera, el vehículo prioritario podrá pasar por el centro.

Y además