Skip to main content

Noticia

F1

Halo, el salvavidas de Hamilton en Monza

Accidente de Hamilton y Verstappen en monza, halo

El accidente de Monza eleva la tensión en la lucha por el título a un nuevo nivel.

El accidente de Lewis Hamilton y Max Verstappen durante el Gran Premio de Italia podría haber acabado en tragedia si hubiera ocurrido hace tan solo unos años. Concretamente, si hubiera tenido lugar antes de 2018, cuando se introdujo el Halo, un sistema de seguridad que cumplió las funciones de salvavidas de Hamilton en Monza.

Ricciardo y McLaren arrasan en Monza, Hamilton y Verstappen sufren un fuerte accidente

VÍDEO: Verstappen vs. Hamilton, la guerra está servida

Ni Lewis Hamilton ni tampoco Max Verstappen levantaron el pie cuando luchaban por posición en el Gran Premio de Italia de F1. Aunque ambos pilotos estaban separados por unos segundos al inicio de la carrera, la mala parada en boxes de ambos hizo que se encontraran en la vuelta 26, cuando Hamilton acababa de cambiar sus neumáticos.

Hamilton y Verstappen llegaron juntos a la primera y segunda curva de Monza, un embudo donde los adelantamientos y el riesgo se unen, y donde rara vez un coche pasa a otro sin llegar a tocarse. Pero Max, que estaba ligeramente por detrás, intentó arrebatar a Hamilton las opciones de victoria en Italia y evitar que le adelantara en el campeonato.

El holandés mantuvo su ataque a Lewis en esa segunda curva cuando el británico no le dejó espacio y el de Red Bull se subió por uno de esos bordillos con forma de ‘banana’ y salió despedido contra el Mercedes. El RB16B voló por encima del coche de Hamilton, destrozando parte de la cubierta motor, de la ‘chimenea’ y rozando con sus ruedas el casco de Hamilton.

De hecho, el Red Bull quedó atrapado encima del Mercedes, provocando una situación dantesca, con la rueda trasera derecha encajada en el Halo, prácticamente sobre el casco del siete veces campeón del mundo. Primero Max y luego Lewis pudieron salir del coche por su propio pie, doloridos, pero sin lesiones de gravedad. Después, Verstappen fue sancionado por el accidente con Hamilton.

Accidente Hamilton y Verstappen Monza

Accidentes muy serios desde 2018

Sin el Halo, muy probablemente estuviéramos hablando de otra cosa mucho peor. Este sistema, introducido con muchas críticas en el año 2018, tras accidentes tan graves como los que costaron la vida Jules Bianchi o María de Villota. Aunque la estética tradicional de los coches de F1 quedó alterada, los beneficios de este sistema han sido visibles en diversos accidentes ocurridos desde entonces.

Solo unos pocos meses después de la llegada del Halo, los pilotos Nirei Fukuzumi y Tadasuke Makino, en Fórmula 2, se vieron involucrados en un accidente en el que el monoplaza del primero se elevó por encima del segundo, dejando ‘heridas’ visibles en el Halo, que podrían haber alcanzado al piloto.

Más tarde, el brutal accidente múltiple en la salida del GP de Bélgica, donde vimos a Fernando Alonso volar por encima del coche de Charles Leclerc tras sufrir un golpe de Nico Hülkenberg, confirmó que la inclusión del Halo era digna de aplauso. 

Accidente de Leclerc y Alonso en Spa 2018

No son los únicos ejemplos de accidente donde el Halo jugó un papel importante. Hay que añadir varios accidentes de Fórmula 2 y de Fórmula 3, así como el terrible golpe de Romain Grosjean hace ya casi un año en el GP de Bahréin. Sin el Halo, el impacto del francés contra las barreras – que su coche atravesó – parecía inevitable.

Como puede verse en las imágenes, como la que encabeza este artículo, que fue compartida por Hamilton en redes sociales, el accidente del británico con Verstappen se une a la lista de accidentes donde el Halo fue crucial para evitar lesiones de gravedad en la cabeza de los pilotos. De hecho, hasta el casco de Hamilton quedó algo dañado.

Así es el Halo, sistema clave en la seguridad de la F1

Halo F1

El Halo está fabricado en titanio por las cualidades de resistencia y bajo peso que ofrece este material, y consiste en un dispositivo en forma de T. Se encuentra instalado sobre el habitáculo de los coches de F1, con el objetivo de proteger la cabeza de los pilotos. El sistema evita el impacto directo de alguna pieza de gran tamaño o de una rueda contra el casco del competidor.

El sistema tiene una resistencia de hasta 12 toneladas, lo equivalente a un autobús londinense de doble piso. Como ya se ha comprobado, el Halo ha mejorado notablemente la seguridad de los pilotos, siendo la estética un ‘peaje’ a pagar – con gusto - para evitar la pérdida de los ídolos mundiales que cada fin de semana se juegan el tipo en la Fórmula 1 y otras categorías de monoplazas.

Imagen: Twitter Lewis Hamilton/Motorsport Images

Etiquetas:

hamilton

Y además