Skip to main content

Noticia

Motor

Marsien: un Porsche 911 con 830 CV y sabor a rally París-Dakar

El Gemballa Marsien, inspirado en el Porsche 911 del rally París-Dakar

Solo 40 unidades

En los años ochenta, era habitual la participación de Porsche en el rally París-Dakar. Para el recuerdo quedan la edición de 1984, en la que el francés René Metge se alzó con el título con un Porsche 953 (un 911 preparado) y la de 1985, con un Porsche 959 que, sin embargo, no alcanzó el mismo éxito. 

Más de 35 años después, Marc Phillip Gemballa ha querido rendir un homenaje a aquellos míticos coches con el Marsien, basado en el 911 Turbo S de la generación 992, con carrocería de fibra de carbono y nada menos que 830 CV. 

El Gemballa Marsien, inspirado en el Porsche 911 del rally París-Dakar

Inspirado en el París-Dakar

El Marsien toma como base el Porsche (992) 911 Turbo S, pero incluye una serie de modificaciones a nivel estético para evocar al mítico coche del rally París-Dakar de los ochenta. Igualmente, cuenta con muchas mejoras en el apartado mecánico para conseguir un rendimiento espectacular. 

El responsable del diseño de la carrocería es Alan Derosier, un gran estudioso de los modelos de Porsche, quien ha realizado un análisis exhaustivo de la dinámica de fluidos con la colaboración de KLK, equipo con una experiencia destacada en Le Mans. Toda la carrocería está fabricada con fibra de carbono. 

El Gemballa Marsien, inspirado en el Porsche 911 del rally París-Dakar

El interior del Marsien se inspira en el Porsche Carrera GT. La consola central está sobre elevada y realizada en fibra de carbono. Incluye una placa con el número de una de las 40 unidades que se fabricarán. La presencia de la fibra de carbono también es destacada en las puertas, en el salpicadero y, en general, en todo el habitáculo. Los asientos están forrados completamente en cuero y se pueden personalizar al gusto del comprador. 

Motor bóxer de 830 CV

Este Marsien de Marc Phillip Gemballa -que no tiene nada que ver con el fabricante Gemballa- está impulsado por un motor bóxer 3.8 de seis cilindros del 911 Turbo S 992, pero cuenta con un doble turbo modificado por RUF para añadir 100 CV más. De serie, la potencia del Marsien es de 750 CV, pero también se puede elegir una versión que se estira hasta los 830 CV y 930 Nm de par. 

El motor se combina con una caja de cambios automática de doble embrague PDK. Gracias a la rápida transmisión y a la carrocería de fibra de carbono, el Gemballa Marsien acelera de 0 a 100 km/h en solo 2,6 segundos y alcanza una velocidad máxima de 330 km/h con neumáticos de carretera Michelin UHP. Para que el sonido del motor suene a sinfonía, equipa un sistema de escape firmado por Akrapovic

El Gemballa Marsien, inspirado en el Porsche 911 del rally París-Dakar

Condiciones off-road

Una característica especial del Marsien es que está preparado también para circular fuera del asfalto. De hecho, la compañía ha realizado las pruebas del coche en el desierto Al Faya, en los Emiratos Árabes Unidos. Para ello, es necesario calzar las ruedas con unos neumáticos All-Terrain con tacos. 

Además de los neumáticos off-road, la firma ha colaborado con el especialista en suspensiones KW, quien ha incorporado un esquema de suspensiones capaz de elevar al Marsien de 120 mm a 250 mm, una cifra destacada, por encima, incluso, de algunos todoterrenos. 

El Gemballa Marsien, inspirado en el Porsche 911 del rally París-Dakar

Con el paquete off-road, el Marsien permite configurar la conducción con un programa que incluye cuatro modos: grava, barro, arena y nieve. En este caso, la velocidad máxima está limitada a 210 km/h

Precio

El precio para disfrutar de una de las 40 unidades del Marsien es de 495.000 euros, a lo que hay que sumar los 249.963 euros que cuesta un 911 Turbo S 992.

Y además