Skip to main content

Noticia

Gas Monkey Garage ha grabado de nuevo la mítica persecución de Bullitt

persecución de Bullitt
Un homenaje de los buenos.

Escenas de coches en la historia del cine hay muchas, pero para los aficionados del mundo del motor seguramente la persecución de Bullitt estará un peldaño por encima del resto. Grabada en 1968 en San Francisco, mostraba a un característico Ford Mustang verde persiguiendo a un Dodge Charger. El año pasado la marca le rindió tributo creando una nueva serie especial del modelo, pero creemos que el homenaje de Gas Monkey Garage es incluso mejor: ¡un remake!

Se nota el mimo que los chicos del programa Fast n’ Loud han puesto en el trabajo, así que echadle un ojo primero y luego entramos en detalle:

Se trata de un vídeo que replica muchas de las escenas de la persecución casi plano a plano, grabando las escenas (la grabación duró tres días) en los mismos lugares de la original y respetando escrupulosamente la mayoría de los detalles de la película del 68, incluso los que se pueden considerar fallos, como la presencia de un lento Volkswagen Bettle en más planos de los que debería estar.

Probamos el Ford Mustang Bullitt

Tiene, sin embargo, diferencias respecto al original. Así, mientras que en la película se utilizaron dos unidades del Ford, una para “castigarla” en las escenas más duras de la persecución y otra para los planos cortos, los chicos de Gas Monkey Garage solo tenían una réplica, construida por ellos mismos.

También es diferente el corazón del muscle car, puesto que mientras que aunque conserva el propulsor 390 Big Block del original, en este entregaba 325 CV, mientras que en el nuevo sube hasta los 600 CV. Algo más inexplicable es que el vehículo al que persigue no es un Charger, si no un Challenger.

¿Quieres saber cuál es tu coche ideal?

Y además