Noticia

Ford Focus RS VS Audi SQ7, ¿cuál acelera más rápido?

Ford Focus RS vs Audi SQ7
Jorge Morillo

Enfrentar un Ford Focus RS y un Audi SQ7, vehículos diametralmente opuestos, en una prueba de aceleración, es tan poco común como curioso. Eso es precisamente lo que han hecho los chicos de Top Gear, logrando un resultado que seguramente os sorprenda a más de uno.

Enfrentar dos coches cuyos motores anuncian una cantidad ingente de caballos en una prueba de aceleración pura y dura es una de las aficiones estrella de los chicos de Top Gear. Además, también dan como resultado muchos de los vídeos que más curiosidad despiertan entre los aficionados al mundo de las cuatro ruedas. Sí, aunque los protagonistas de la contienda sean dos vehículos que son tan opuestos como un Ford Focus RS y un Audi SQ7. Compacto deportivo contra SUV de altos vuelos. Gasolina contra diésel. ¿Quién crees que ganaría?

Antes de que hagas tus apuestas, vamos a hacer un pequeño repaso de lo que nos ofrece cada uno de los vehículos. El Ford Focus RS es uno de los puntales deportivos de la marca del óvalo, y le debe en gran parte su fama a un motor EcoBoost de 2,3 litros cuya potencia se va hasta los 350 CV. Con su sistema de tracción total, homologa una aceleración de 0 a 100 km/h en 4,7 segundos.

No te pierdas: Sentirás dolor al ver cómo destruyen este Ford Focus RS

Por su parte, el Audi SQ7 luce un poderoso motor V8 TDI de 4 litros que es capaz de desarrollar 435 CV. Además cuenta con un compresor eléctrico que tiene como misión eliminar el turbo lag, una pieza que sin duda ayuda a que la ficha técnica del coche nos diga que completa el 0 a 100 km/h en 4,8 segundos.

Sobre el papel parece que el Ford Focus RS tendría que ganar al Audi SQ7, pero lo cierto es que la prueba realizada por Top Gear demuestra lo contrario. El SUV germano, una vez pasada esa frontera de los 100 km/h, es capaz de estirarse más que el compacto americano. Es cierto que este tipo de competiciones dependen mucho de las condiciones en las que se realicen y demás, pero también demuestran que muchas veces los números no lo son todo en esta vida. Hay más vida después de los 100 km/h cuando de aceleración se trata. En cualquier caso, cualquiera de los dos coches de los que hablamos serían bien recibidos en todos nuestros garajes. ¿O no?