Skip to main content

Noticia

Estilo de vida

Las fiestas de Carlos Ghosn en Versalles por las que Renault podría reclamarle 600.000 euros

Versalles fiestas carlos ghosn

Para lanzar su imagen como presidente de la alianza Nissan Renault, Carlos Ghosn dio una fiesta en Versalles, por la que ahora la marca podría reclamarle más de 600.000 euros. Corría el año 2014 y el entonces presidente de la alianza franco japonesa quiso celebrar los 15 años del consorcio con un evento por todo lo alto, nada menos que en el Palacio de Versalles.

Hasta ahí, nada inusual, porque en una época de vino y rosas y pujanza económica todas las empresas cometen algún que otro desliz difícil de explicar cuando las cosas vienen mal dadas. Sin embargo, este no es el único problema que ahora Renault encuentra en la fiesta en Versalles de Carlos Ghosn y tampoco se trata solo de que el día elegido coincidiera con su 60 cumpleaños. 

Te interesa Carlos Ghosn dimite como presidente de Renault

Para empezar, no solo fueron una, sino dos las celebraciones. Los medios franceses han recordado repetidamente que una de las fiestas de Ghosn en Versalles fue su boda y se preguntaban qué clase de influencia habría ejercido el presidente de Renault para conseguir por dos veces alquilar tan fabuloso espacio. Por otro lado, el día del evento de empresa, el 9 de marzo de 2014, gran parte de los invitados eran de carácter privado o celebridades. Por la calidad de las imágenes de la grabación de abajo, está claro que también se contrató a un equipo profesional de vídeo y se recuperó al comienzo de la campaña de desprestigio a Ghosn en Francia. 

Subido por una cuenta de youtube que no ha creado ningún contenido más, en el vídeo de la fiesta de Carlos Ghosn en el palacio de Versalles puede apreciarse un estipendio complicado de justificar incluso en un momento boyante para su compañía. El uso que se hace del espacio es intensivo e incluye varios salones y dormitorios, además de una orquesta de cámara. 

Y es que no hay que olvidar que Renault es en una parte una empresa propiedad del Estado francés, por eso ver a la legión de camareros canapés en ristre y a los figurantes ataviados con vestidos estilo barroco o rococó -si es que hay diferencia-, seguramente le esté doliendo allí a más de uno. El primero de ellos, quizá sea el propio Ghosn, que en los últimos meses ha visto como sus últimos defensores en Francia lo abandonaban.

Quizá por eso, Ghosn haya decidido tomar la palabra y se espera que el ejecutivo, que se encuentra huido de la justicia internacional en el Líbano -está en la lista de los más buscados de Interpol-, hablará vía videoconferencia durante el próximo Congreso de Automotive News, el 24 de marzo. Allí quizá pueda dar explicaciones de los últimos hallazgos de Mazars, el auditor que Renault ha contratado para desentrañar los números de su gestión. 

Entre los millones de euros que Ghosn habría dedicado a lanzar sus figura están las mencionadas fiestas en Versalles del presidente de Nissan Renault, por las que el grupo pagó 635.000 euros a través de RNBV, la empresa de Países Bajos que gestiona el consorcio. Este lunes, Renault ha anunciado que se personará en la causa que el directivo tiene ante el sistema judicial francés y que no descarta reclamarle daños y perjuicios por el uso indebido de los fondos y las propiedades de la firma del rombo. Quizá, también incluyan esas celebraciones. 

Fuente: Automobilwoche

Más:

Industria

Todo sobre Renault

Modelos de Renault más populares

Ver todos los modelos

Y además